Los directivos de ASPAYM encontraron especialmente "sangrantes" los casos en los que menores y jóvenes afectados para toda su vida, en algunos casos porque sus padres no les pusieron el cinturón de seguridad en el momento oportuno. En cada encuentro, el voluntario de la entidad dará al conductor un folleto informativo y le hará una pequeña encuesta, que permitirá evaluar más tarde los resultados de la campaña.