Según informó el Instituto Armado en un comunicado, el mismo día de la detención se perpetró la sustracción de diversos artículos en un establecimiento comercial dedicado a la venta de perfumes en la localidad de Artá, tras el que los sujetos se dieron a la fuga, por lo que se montó un dispositivo de vigilancia que dio como resultado la detención de todos ellos.

Los detenidos se dedicaban a la sustracción de efectos del interior de establecimientos utilizando para ello un objeto conocido como "búnker", que le permitía eludir los sensores de alarma de los establecimientos comerciales.

Tras efectuar un registro en su domicilio, la Guardia Civil se incautó de perfumes de primera calidad, ropas de primeras marcas, teléfonos móviles, relojes y botellas de licores, entre otros.

Por el momento se han esclarecido un total de doce hechos delictivos en centros comerciales de Marratxí, Artá y establecimientos de Palma de Mallorca por valor de 10.000 euros. Los detenidos responden a las siglas de D.C. de 26 años, V.A.M. de 25 años, G.P. de 24 años, M.N.M. de 27 años y V.E.M. de 23 años.