A los miles de documentos incautados en los registros practicados por Policía, fiscalía anticorrupción y Agencia Tributaria dentro de la Operación Relámpago, se han unido otros papeles remitidos de forma anónima al juzgado de instrucción 7 de Palma, uno de los encargados de investigar la presunta trama de lavado de dinero y estafas inmobiliarias.

Los documentos llegaron al edificio de Vía Alemania en un sobre enviado por correo ordinario. El desconocido comunicante ha aportado pistas sobre un posible fleco del caso Relámpago, que afectaría a empresas radicadas en un punto de la Península.

Varios equipos de investigadores llevan semanas revisando de manera pormenorizada los expedientes de clientes de los despachos allanados. Los funcionarios que participaron en los registros de las asesorías y sedes de sociedades se llevaron decenas de cajas de cartón repletas de documentos. Algunos de los documentos intervenidos se remontan incluso a los años sesenta, cuando se parcelaron algunas fincas en Andratx incluidas en la investigación.