La creación de esta área medioambiental, situada en una parcela de unos 21.000 metros cuadrados y que ha supuesto un coste de 919.522 euros, quiere simbolizar la vinculación del medio natural con la realidad del municipio, un lazo históricamente apoyado por la actividad agrícola que se encuentra en el mismo origen del pueblo, informó el Govern en un comunicado.

Así, el parque cuenta con un espacio específicamente destinado al fomento de la educación ambiental en la edificación existente de la parcela. El edificio ha sido reformado respetando la fisonomía de la antigua casa y dotado de mobiliario.

Asimismo, justo delante de este centro de interpretación se ha ubicado una placeta con bancos. En los alrededores de esta plaza el solar se divide en una zona en la que se ubicarán 12 huertos, siete zonificaciones con fruteros y una zona de plantación de vegetación autóctona alrededor de la parcela. El cierre perimetral de este parque se ha hecho mediante estacas de madera y una valla metálica.