Los tres colegios vinculados al Opus Dei que están en construcción en el Parc Bit deberán cumplir el decreto de admisión de alumnos, que impide adoptar criterios discrecionales en la aceptación de los estudiantes, si quieren beneficiarse de ayudas económicas del Govern, ya que por contra incurrirán en la ilegalidad.

Así lo confirmó la profesora de Derecho Constitucional de la Universitat de les Illes Balears (UIB) Maria Ballester, quien recordó que el decreto de admisión de alumnos contemplado en la Ley Orgánica de Educación (LOE) obliga a los colegios privados concertados a cumplir con las condiciones legales y reglamentarias, que estipulan la prohibición de segregar a los alumnos por sexos.

Los tres colegios que se construyen en el Parc Bit pretenden separar a niños y niñas en las aulas, tal y como ya hacen otros centros educativos de la península que pertenecen a la Fundación Educación y Familia. El problema reside en que si estos colegios reciben ayudas públicas "deberán ser muy rigurosos a la hora de admitir a los alumnos, evitando cualquier discriminación".

Ballester explicó que estos colegios justifican la separación de alumnos por sexos con criterios internos, organizativos y pedagógicos, alegando que no se produce discriminación alguna, lo que, a efectos legales, les permite realizar esta práctica y que no sea constitutiva de delito.

Según la jurista, la educación siempre deberá ser la misma para unos y otros, en cumplimiento del principio de igualdad, y nunca podrá producirse durante el proceso de admisión la exclusión de algún alumnos por razón de sexo. "Si en clase de educación física los niños hacen actividades distintas a las niñas, habremos caído en la discriminación", remachó la jurista.

Si el número de alumnos preinscritos supera al de alumnas, el colegio no podrá rechazar la admisión de más niños en beneficio del sexo femenino en aras a completar las plazas disponibles. "Ello supondría una infracción de la ley y de la Constitución", señaló Ballester, que recordó que la Carta Magna garantiza la educación para todos los ciudadanos en condiciones de igualdad.