El portavoz del Govern, Joan Flaquer, defendió ayer la competencia temporal del Govern para hacer el decreto de ruidos en tanto no se despliegue el Estatut d´Autonomia, que la otorga a los consells insulars. Como ya avanzó DIARIO de MALLORCA, el pasado 20 de mayo, el Ejecutivo autonómico decidió dar luz verde al decreto en contra del dictamen del Consell Consultiu, que detectó varias lagunas legales en el texto. El órgano jurídico apuntó que no se había dado audiencia a las partes interesadas y, de forma especial, al Consell Econòmic i Social, y que la competencia corresponde de regular ruidos y actividades musicales en las zonas turísticas pertenece a los consells insulars. Flaquer señaló que el Govern dio luz verde al decreto contando con el visto bueno de los servicios jurídicos de la Comunidad y en contra del criterio del Consell Consultiu "porque ha considerado conveniente aprobarlo".