Así lo declaró hoy en Palma la embajadora del Reino Unido en España y ante Andorra, Denise Holt, quien tomó posesión del cargo hace apenas unas semanas, tras ser recibida por el delegado del Gobierno en Balears, Ramón Socías; y antes de reunirse con el conseller de Turismo del Govern, Joan Flaquer.

La diplomática señaló que la página oficial británica de consejos al viajero, a la que se puede acceder a través de la web de la Embajada, ha modificado ligeramente su información relativa a España para incorporar la noticia de que la banda terrorista ha puesto fin al alto el fuego que decretó en marzo de 2006.

Según expuso en la que es su primera visita oficial fuera de Madrid, este tipo de modificaciones se realiza siempre que ocurre un hecho que puede ser relevante, a fin de que la gente pueda "tomar sus decisiones de ir de vacaciones consciente de la situación que va a encontrar".

No obstante, preguntada sobre si de este modo se incluye a España en la lista de países considerados peligrosos desde el punto de vista político a raíz del final de la tregua, contestó contundente: "No, en absoluto".

"Tenemos unos 16 millones de turistas británicos que visitan España cada año y posiblemente a un millón de ciudadanos británicos que viven" en el Estado español, recalcó Holt, que calificó a España de país "completamente normal", que "encanta" a sus conciudadanos.

Antes, Holt reprodujo las palabras del primer ministro británico, Toni Blair, pronunciadas ayer, en las que a través de su portavoz oficial expresó su gran decepción por el anuncio de ETA sobre el fin de la tregua y su "total apoyo" al Gobierno español.

"Sabemos por nuestra propia experiencia en Irlanda del Norte que sólo mediante la total renuncia a la violencia será posible una solución política", agregó parafraseando a Blair.

En otro momento, la embajadora dijo que, por el alto volumen de turistas británicos -unos tres millones al año- y residentes de esta nacionalidad -60.000-, Balears va a ser una "prioridad" en su mandato, prueba de lo cual es que ha sido el primer lugar que ha visitado fuera de Madrid.

Concretamente, ayer estuvo en Eivissa y ahora en Palma, donde mañana acompañará a los representantes del consulado británico en Mallorca a la fiesta oficial del cumpleaños de la Reina Isabel II, un evento que le permitirá, dijo, conocer a las autoridades isleñas y la contribución de los británicos a la isla.

Por su parte, el delegado del Gobierno hizo hincapié en las "magníficas" relaciones con la Embajada, lo que ha permitido, entre otras cosas, llevar a cabo operaciones de lucha contra el narcotráfico.