Dirigentes del PP balear han mostrado la irritación que ha provocado entre los responsables del partido las declaraciones de Carlos Delgado quien, tras su incontestable victoria en Calvià, no ha dudado en cuestionar el deseo del PP de intentar un pacto con UM que permita a los populares conservar el poder autonómico. Las opiniones de Delgado apuntando al fichaje de la escritora Maria de la Pau Janer y al uso del dominio ´.cat´ en el Parlament como posibles motivos de pérdidas de votos han sido interpretadas en el partido como la utilización de una "lógica decepción" en las filas populares por la pérdida de la mayoría absoluta, que con este tipo de declaraciones podría radicalizarse llevando a una situación de crisis interna. Todos los dirigentes consultados coincidieron en que se está transmitiendo una división interna que no existe en la práctica, al menos por ahora.

Desconcierto, decepción e incertidumbre son los términos más utilizados por las fuentes consultadas para describir el ambiente que se respira en las filas populares ante unos resultados electorales que no esperaban y que, salvo que se logre un acuerdo con UM, pueden dejar al partido fuera de todas las instituciones. En esa situación, cada afiliado busca explicaciones para lo ocurrido y a nadie se le escapa que una parte del PP no vio con buenos ojos que Jaume Matas apostara por Janer como fichaje estrella. El ´.cat´ aprobado para el Parlament bajo la presidencia de la Cámara del alcalde de Inca y presidente del PP de Mallorca, Pere Rotger, también había provocado el rechazo de los sectores más anticatalanistas del partido.

Para los dirigentes consultados ninguna de estas dos cuestiones tienen suficiente entidad como para justificar la abstención que, el pasado día 27, se volvió en contra del PP. Sin embargo, consideran que el que Delgado las coloque en el punto de mira puede provocar que la decepción por los resultados electorales desemboque en tensiones, aunque no fuera esa la intención del alcalde de Calvià. Junto a ello, sus manifestaciones le diferencian del otro gran barón municipal del partido, Pere Rotger, transmitiendo la sensación de que existen dos sectores enfrentados en el PP

Riesgo

Para las fuentes consultadas, Carlos Delgado se siente fortalecido por el respaldo que ha obtenido en las urnas, es políticamente ambicioso y está convencido de que sus tesis son las correctas, aunque eso suponga poner en riesgo la única posibilidad realista que tiene el PP de conservar las principales instituciones: la de un acuerdo con UM.

Matas, que tiene el respaldo del PP nacional y de los principales cargos de Balears para intentar este acuerdo, puede verse debilitado a la hora de negociar con Maria Antònia Munar si se transmite que no cuenta con el apoyo de todo el partido.

Por el momento este riesgo se evidencia con detalles como mensajes de móvil que están recibiendo miembros del PP balear con la frase. "Si Matas cede ante Munar, no votaremos más al PP. Pásalo".