El Govern balear ha diseñado unos presupuestos generales de la Comunidad expansivos conforme a sus previsiones de crecimiento de la economía isleña.

El Ejecutivo autonómico dispondrá el próximo año de 2.713,974 millones de euros para concretar sus proyectos políticos, casi un 5% más que en el presente ejercicio.

El conseller de Economía y Hacienda, Lluís Ramis d´Ayreflor, confía en un incremento del Producto Interior Bruto (PIB) del 2,5%, siempre y cuando el barril de petróleo oscile en torno a los 60 dólares.

De confirmarse las estimaciones, se trataría del aumento del PIB más alto desde el año 2001, aunque por debajo de las proyecciones para el conjunto del Estado (3,3%). Las buenas perspectivas económicas para 2006 redundarán de manera favorable en los ingresos que obtendrá la Comunidad Autónoma por vía tributaria. La recaudación de impuestos indirectos alcanzará los 1.722 millones de euros, los directos supondrán 329 y las tasas, algo más de 93 millones. Todas estas cantidades mejoran sensiblemente las conseguidas a lo largo del presente ejercicio.

El Govern balear, en su plan de saneamiento, reconoce que en 2004 el ritmo de crecimiento de sus ingresos fiscales se moderaron, "fundamentalmente por la caída de de la recaudación del IVA y los impuestos especiales", lastrados por la debilidad de la economía local.

La programación de gastos de todas las conselleries crecerá a excepción de los departamentos de Obras Públicas, por el descenso de

la inversión en carreteras, y de Presidencia, tras la pérdida de una parte de su estructura administrativa, que pasa a integrarse en la nueva conselleria de Inmigración y Cooperación.

Menor gasto en carreteras

En cuanto a las inversiones -600 millones-, éstas se reducen un 4,6%. Ramis d´Ayreflor achaca la disminución al menor esfuerzo económico que se ha tenido que hacer en carreteras, ya que el grueso del gasto aparece contabilizado en las cuentas de 2005. Si se elimina el efecto distorsionador de la obra viaria, las inversiones se elevan en un 15%, sostiene el conseller.

El Govern entregará el próximo jueves los presupuestos al Parlament para su debate.