Los farmacéuticos de las islas temen que a mediados de la semana que viene se hayan agotado las vacunas contra la gripe en casi todas las oficinas. Gabriel Comas, gerente de la Cooperativa d´Apotecaris, que es el principal proveedor de las farmacias de Mallorca, Eivissa y Formentera, confirmó a este rotativo que hace un mes y medio se realizó un nuevo pedido a los laboratorios pero dijo estar poco esperanzado en que, "a estas alturas", sea atendido. De momento, no se ha obtenido respuesta.

Ayer mismo quedaban en poder de la Cooperativa d´Apotecaris apenas 600 dosis que, con toda probabilidad, habrán sido repartidas entre las oficinas alrededor del martes Por ello, se calcula que el miércoles o el jueves no quede ninguna a disposición de los usuarios, a menos que se reciba la tan esperada nueva remesa. En Eivissa se agotaron hace ya una semana y ayer en las farmacias de Palma se distribuían con cuentagotas.

Comas explicó que este año los laboratorios han servido a la Cooperativa d´Apotecaris unas 9.000 vacunas contra la gripe, es decir, aproximadamente la mitad que otros años, cuando se recibían entre 15.000 y 18.000. Según agregó, este hecho se debe a la mayor acaparación por parte de las diferentes administraciones públicas, que han querido asegurar el tratamiento de la población de riesgo, entre la que se hallan los mayores de 65 años, las embarazadas a partir del segundo trimestre, los enfermos crónicos y las personas que trabajan en granjas. La cooperativa reclamó a los laboratorios el envío unas 6.000 nuevas unidades hace mes y medio, pero todavía no ha recibido confirmación de que la solicitud sera atendida. "A estas alturas no creo que nos sirvan", manifestó Comas.

El presidente del Colegio de Farmacéuticos, Antonio Real, se mostró deseoso de que se produzca el nuevo envío. Reconoció que este año se ha notado cierta precipitación en las farmacias por la alarma creada en relación a la propagación de la gripe aviar pero recalcó que otros años también se agotaban las existencias de vacunas y era necesario recibir nuevos pedidos para atender la demanda.

Población desatendida

Añadió que, si esta segunda remesa no llega a las islas, podría quedar un segmento de población de riesgo sin vacunar. Por ejemplo, subrayó, los colectivos pertenecientes a la Mutualidad General de Funcionarios Civiles del Estado (Muface), del Instituto Social de las Fuerzas Armadas (Isfas) y la Mutualidad General Judicial (Mugeju), entre los que puede haber población en situación de riesgo, no tiene otro remedio que comprar en farmacias la vacuna. Que no pudieran acceder a ella "sí sería más grave", señaló Real. El presidente del Colegio de Farmacéuticos reiteró que la entidad considera que no es necesario que se vacunen contra la gripe las personas que no pertenecen al colectivo de riesgo.