La mesa del transporte aéreo estudia proponer a la Administración central una declaración de servicio público de vuelos con la península sólo para la temporada baja, en la que no se incluirían las conexiones con Mallorca.

Los vuelos beneficiados corresponden a los enlaces desde Maó hacia Madrid y Barcelona y de Eivissa a estas dos ciudades y Valencia.