Diversas organizaciones han formado la plataforma Salvem Mallorca y con el apoyo de otras entidades de Eivissa y Menorca registraron ayer en el Parlament una iniciativa legislativa popular con el objeto de evitar nuevas agresiones al territorio. Se trata de una proposición de ley de medidas de emergencia que deberá reunir un mínimo de 10.000 firmas para poder ser defendida en la Cámara balear y que pretende modificar otras medidas territoriales.

El articulado de la proposición de ley que ha presentado la plataforma incluye los temas "más conflictivos en estos momentos", según el ecologista Miquel Angel March. En este texto se plantea modificar las DOT para no permitir la construcción y ampliación de aeropuertos, impedir las declaraciones de interés general para campos de golf, centros comerciales y de ocio y parques temáticos. También insta a modificar la Ley de Carreteras para evitar la construcción de autopistas y autovías; y la ley de Puertos para impedir la construcción de amarres deportivos. Otro punto es la protección de espacios naturales y el entorno del monasterio de La Real, en cun radio de 500 metros.

Si el Parlament, previo informe del Govern sobre estas cuestiones, admite la iniciativa legislativa popular, la plataforma dispondrá de un mes y medio para reunir 10.000 firmas que avalen su proposición de ley. Acerca de estos apoyos, Miquel Angel March se mostró confiado en superar ampliamente el número exigido y recordó que en otra iniciativa similar contra la incineradora de Son Reus se consiguieron 34.000 firmas.