La palabra ´usado´ no siempre es sinónimo de barato. Los compradores de pisos pueden dar fe de ello todos los días. También lo atestigua el último informe de la compañía Facilisimo.com, especializada en servicios inmobiliarios.

El documento ´La vivienda de segunda mano en España 2005´ coloca a Balears en el cuarto lugar de la lista de comunidades más caras. El precio medio de los hogares en venta ronda los 486.700 euros, por encima de la media del conjunto del territorio nacional (220.400 euros).

El perfil de la vivienda media tipo corresponde con un piso de tres dormitorios y 126 metros cuadrados de extensión. El segundo modelo más ofertado en los anuncios de los periódicos y en las inmobiliarias coincide con los apartamentos, seguido de los chalés independientes, los áticos y los adosados.

Las autonomías con precios más reducidos en las viviendas de segunda mano son Navarra, (257.900 euros), Comunidad Valenciana (218.400 euros), Aragón (199.000 euros), Asturias (179.400 euros) o Extremadura (122.400 euros).

En cuanto al precio medio del metro cuadrado, en Balears se sitúa en 2.276 euros, el tercero más elevado de toda España, sólo superado por País Vasco (3.086 euros el metro cuadrado) y Madrid (2.837 euros), y superior a Cataluña (2.195 euros) y al promedio estatal, de 1.799 euros.

Sin embargo, al analizar el tamaño de las viviendas, los inmuebles de las islas aparecen en noveno lugar en dimensiones más reducidas, con una media de 126 metros cuadrados, más que los de País Vasco (124 metros cuadrados), Aragón (122), Navarra (121), Murcia (119), Cantabria (117), Asturias (115), La Rioja (114) y Comunidad Valenciana (110).

Cambio de tendencia

Por otra parte, el informe elaborado por la consultora CB Richard Ellis para el Barcelona Meeting Point, señala que el precio de la vivienda en Palma ha crecido un cinco por ciento en los últimos doce meses, hasta los 2.200 euros por metro cuadrados. Esta circunstancia revela que la capital balear es una de las principales ciudades españolas donde menos aumenta el valor de los pisos, frente a Málaga, que se incrementan en un 24%.