La Inspección de Trabajo y Seguridad Social multó con 7,48 millones de euros las 3.917 infracciones en materia laboral detectadas en las empresas de Balears durante el pasado año. Los centros de trabajo en los que se descubrieron las irregularidades dan empleo a casi 21.000 personas, según la información facilitada por el Ministerio de Trabajo.

El mayor montante de sanciones, 2,78 millones de euros, correspondió a incumplimientos en el ámbito de la seguridad y la salud, que engloba todo lo referente a la prevención de riesgos laborales. Por este motivo se registraron 1.386 quebrantamientos que afectaron a 11.501 asalariados.

A continuación aparece extranjería, que aborda el aspecto de la contratación de los inmigrantes, con 2,36 millones de euros y 369 infracciones.

Sin embargo, el mayor volumen de irregularidades tuvo que ver con el incumplimiento de la legislación en materia de seguridad social y laboral, con 1.847 faltas que implicaron multas por importe de 1.762 millones de euros y afectaron a 4.224 empleados.

En este sentido, la labor inspectora promovió 762 altas en la Seguridad Social, de acuerdo con estas cifras. En el campo de las relaciones laborales, que regula aspectos tales como la contratación en fraude de ley, el tiempo de trabajo y las horas extraordinarias, entre otros, se registraron 135 infracciones que supusieron multas de 183.325 euros.

La inspección en este área permitió convertir en indefinidos 28 contratos que figuraban como temporales de manera ilegal.

En total, en 2004 la Inspección de Trabajo realizó en las Islas 46.675 actuaciones, la mayoría en el campo de la Seguridad Social (22.556), seguido del de Seguridad y Salud Laboral (17.603), Relaciones Laborales (3.815), empleo y extranjería (1.208,).