La consellera de Salud y Consumo, Aina Castillo, pedirá hoy en su reunión con la ministra de Sanidad, Elena Salgado, que el Ejecutivo central se haga cargo de la cofinanciación del nuevo Son Dureta, así como de otros tres hospitales y cincuenta centros sanitarios que componen el plan de infraestructuras sanitarias.

En la misma línea, Castillo insistió ayer, tras la primera reunión del Consejo Balear de Salud, en la necesidad de mejorar la financiación sanitaria de Balears para compensar el incremento de la población y el gasto que generan los turistas extranjeros y nacionales en el sistema hospitalario de las islas, ya que el Govern no obtiene "prácticamente compensación alguna" para solventar el déficit.

La consellera señaló que durante la entrevista describirá la situación sanitaria del archipiélago y trasladará a la ministra la "necesidad de mejora del sistema sanitario".

Tras subrayar el rechazo del PP al sistema de 'copago' en la sanidad pública, Castillo destacó que es muy positivo que se haya puesto sobre la mesa para debate. La consellera insistió en la delicada situación por la que está pasando el sistema de financiación y agregó que desde el Govern apoyan el debate y la reflexión de ésta y cualquier otra medida que pueda favorecer el sostenimiento del sistema.

Aina Castillo calificó de "inicialmente bueno" el modelo de financiación sanitaria, aunque señaló que está pendiente de "una serie de instrumentos" como el desarrollo de la Ley de Cohesión para regular la asistencia de los desplazados.

Participación absoluta

La consellera aseguró que el Consejo Balear de Salud, constituido ayer, es el órgano de máxima participación en el ámbito sanitario. En él están representadas las administraciones autonómica, local e insular, los colegios profesionales, los agentes sociales y económicos y las sociedades científicas.

Según Castillo, el consejo pretende contribuir a desarrollar una política basada en "el diálogo, el consenso y la participación de todos los sectores". La titular de Salud y Consumo subrayó la voluntad del Ejecutivo en dar participación a la sociedad civil.

El Consejo Balear de Salud, que se reunirá cada semestre, tendrá la función de asesorar al Govern y a la Conselleria sobre las políticas sanitarias y de formular propuestas y recomendaciones.

--

la respuesta

Salud cifra en el 75% la ocupación en Son Llàtzer

La conselleria de Salud y Consumo del Govern aseguró ayer, a través de en un comunicado, que el hospital de Son Llàtzer registra una ocupación del 87% de lunes a viernes, porcentaje que se reduce al 75% durante los fines de semana. La Conselleria indicó que esto se traduce a una media entre 65 y 70 camas libres durante los fines de semana estivales, ya que en el centro sanitario "no se desarrolla ninguna actividad quirúrgica programada" durante este periodo.

En respuesta a la denuncia de UGT, sindicato que aseguraba que el hospital "bloqueaba" camas durante el fin de semana por la falta de personal, el departamento autonómico subrayó que la disminución de camas es debido a la reducción del número de pacientes en las nueve unidades de hospitalización de las que dispone Son Llàtzer. La Conselleria afirmó que durante el fin de semana se cierran entre 30 y 35 camas que "no son necesarias porque no se ocupan" y "aún permanecen libres unas 27 de media".

El departamento de Salud aseguró que "las plazas cerradas se abren a última hora del domingo", en cumplimiento de las medidas de eficiencia en la gestión hospitalaria implantadas por el Ejecutivo.