El Consell de Govern acordó ayer declarar la urgencia de la ocupación de los terrenos afectados por la expropiación para la ejecución del proyecto de adecuación de la carretera PM-111, de Palma a Valldemossa, en el tramo comprendido entre el Camí dels Reis y s'Esgleieta.

Las obras consistirán en el desdoblamiento del tramo inicial, desde el Camí dels Reis hasta la Universitat de les Illes Balears y la ampliación de la plataforma actual de la carretera del tramo de la UIB hasta s'Esgleieta.

Según explicó el portavoz del Ejecutivo autonómico, Joan Flaquer, esta infraestructura viaria está incluida dentro del convenio de carreteras suscrito en su día con el ministerio de Fomento. El trazado actual de esta carretera presenta una elevada intensidad de tránsito, lo que, junto a su configuración, la convierten en una vía con un alto grado de siniestralidad.