Las grandes superficies han anunciado que este próximo domingo volverán a abrir sus puertas, lo que confirma la ruptura del acuerdo sobre la actividad en el sector durante los festivos y agrava la crisis abierta con el comercio tradicional y los sindicatos, organizaciones que lamentan que el conseller del ramo, Josep Juan Cardona, siga sin convocar una reunión de urgencia del consejo asesor.

Tal y como adelantó DIARIO de MALLORCA, las grandes empresas comerciales decidieron no limitar a cinco los festivos con actividad de este año, y optaron por aprovechar todos los días permitidos -once en el caso de las islas, dado que ya se había perdido el 15 de febrero-, opción que se vio reflejada el pasado 20 de junio y que va a quedar definitivamente confirmada el próximo domingo. Desde su patronal (Anged) se mantiene que nunca existió un pacto para limitar las aperturas y se recuerda que su decisión es totalmente legal.

Los secretarios generales de Pimeco y Afedeco, Angel Pujol y Antoni Vilella, respectivamente, conformaron que el pacto de los festivos puede ya considerarse definitivamente roto, y lamentaron la pasividad que por el momento se está manteniendo desde la conselleria de Comercio.

Todas las organizaciones representadas en el consejo asesor del citado departamento, con la única excepción de Anged, acordaron que se convocaría una reunión de emergencia si el 20 de junio se confirmaba la apertura de los grandes, petición que el conseller Cardona todavía no ha satisfecho.

La propuesta que las asociaciones del comercio balear Afedeco y Pimeco quieren plantear al Govern es que, dado que el pacto inicial está roto, hay que fijar un nuevo calendario de festivos para lo que resta del presente año, con fechas menos interesantes para las grandes empresas del sector, aunque se mantienen dos festivos de diciembre para no perjudicar a las cadenas de supermercados, que hasta el momento mantienen el compromiso de no abrir más de cinco festivos.

Desde la Conselleria se alega que Cardona se comprometió a tener en cuenta la postura adoptada por las grandes empresas a la hora de fijar el calendario de aperturas de 2005, pero que no se hizo ninguna mención a modificar el de este año.

Otro punto polémico que el consejo asesor deberá tratar es la petición del ayuntamiento de Marratxí de que se declare zona de gran afluencia turística la mayor parte del municipio, lo que permitiría que los comercios de Festival Park abrieran todos los festivos comprendidos entre el 15 de marzo y el 30 de octubre.