La Cámara de Comercio hispano-rusa se ha reunido días atrás con el conseller de Industria, Josep Juan Cardona, para presentarse y ofrecerle la posibilidad de aumentar las transacciones comerciales entre Balears y la Federación rusa.

Ignacio Knorr dijo que existen buenas posibilidades para exportar productos vinícolas, muebles y calzado a Rusia, país que "representa un mercado de 300 millones de personas" y es muy atractivo para la industria balear.

La caja Sa Nostra aglutinará los servicios financieros que se deriven de este intercambio de bienes.