El nuevo sector crítico surgido en el PSM, con el objetivo a corto plazo de presentarse como una solución que evite el enfrentamiento entre oficialistas y renovadores hasta el congreso del partido, ultimó ayer por la noche su candidatura para la gestora que elegirá mañana la asamblea del partido, tras la dimisión de la ejecutiva.

Uno de los impulsores de este sector, Arnau Bisquerra, explicó que, en contra de la opinión de los oficialistas, consideran que "la gestora debería elegirse por listas cerradas, ya que no debe ser un debate de nombres". Entre los que formarán parte de su lista se encuentra Bisquerra, Felip Esteva y Ponç Vaquer. Esta mañana tienen previsto reunirse con el aun secretario general Mateu Morro, para informarle de sus intenciones.