La Policía Nacional de Perú (PNP) detuvo este sábado a más de 200 personas tras el desalojo del campus de la Universidad Mayor de San Marcos (UNMSM) de Lima, donde cientos de manifestantes venidos de todo el país acampaban desde el miércoles para participar en las marchas antigubernamentales en la capital, informó un vocero del Ministerio Público.

El fiscal superior provisional y coordinador Nacional de las Fiscalías en Prevención del Delito, Alfonso Barnechea, anunció a los medios en las puertas de la universidad que fueron 200 personas las detenidas en el operativo y que se han trasladado una veintena de fiscales a este lugar para verificar que se hayan respetado los derechos humanos de los ciudadanos.

Aproximadamente a las 9.30 hora local (15:30 hora española), la Policía Nacional de Perú echó abajo con una tanqueta la entrada de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos e ingresó al campus para desalojar a cientos de manifestantes, que más tarde fueron detenidos y trasladados a distintas instalaciones policiales.

"En nuestra calidad de defensores de la legalidad, la defensa de los derechos humanos y la prevención del delito estamos constituyendo, no solamente para verificar la situación, sino que también estamos desplegando una serie de actuaciones funcionales como Ministerio Público", señaló Barnechea al añadir que además de los 20 fiscales se han desplazado entre seis y ocho médicos legistas.

Estos profesionales sanitarios verificarán in situ el estado e integridad física de las personas que han sido detenidas.

Dijo que el Ministerio Público había recibido denuncias por parte de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos sobre agresiones y robos a las fuerzas del orden por parte de manifestantes que acampaban en el campus.

Desde el miércoles, empezaron a llegar a esta universidad cientos de personas de Puno, Arequipa y Cuzco, entre otros puntos del país, que venían a la capital peruana para participar en las grandes marchas convocadas que piden la renuncia de la presidenta Dina Boluarte, el cierre del Congreso, la convocatoria de una asamblea constituyente y el adelanto de elecciones.

Tras el ingreso de los agentes, policías con equipos antidisturbios se congregaron a las puertas del campus para acordonar la zona. El operativo contó con el apoyo de un helicóptero policial.

Aproximadamente una hora y media después del inicio del operativo comenzaron a salir de la universidad varios buses policiales con detenidos, algunos de ellos esposados, en dirección a instalaciones policiales.

El Machu Picchu, cerrado indefinidamente

La ciudadela del Machu Picchu y el camino inca permanecerán cerrados desde este sábado y por tiempo indefinido debido a las protestas antigubernamentales que se vienen desarrollando desde diciembre en Perú, informaron varias organizaciones regionales y estatales mediante un comunicado.

"Frente a la actual coyuntura social en la que se encuentra nuestra región y el país, se ha dispuesto el cierre de la Red de Caminos Inka y la Llaqta de Machu Picchu, desde el día 21 de enero de 2023 hasta nuevo aviso, para salvaguardar la seguridad de los turistas y la población en general", reza un comunicado oficial.

Dicho mensaje fue emitido por la Dirección Desconcentrada de Cultura de Cuzco y la Jefatura del Santuario Histórico de Machu Picchu, perteneciente al Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp).

El comunicado detalla que "se brindarán todas las facilidades a los turistas nacionales y extranjeros que se vean afectados para el uso de los boletos, desde el 21 de enero hasta un mes después de concluidas las movilizaciones sociales o solicitar la devolución del monto del ticket".

Y facilitaron una dirección electrónica para las personas afectadas por el cierre del monumento, principal atractivo turístico de Perú y declarado Patrimonio de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) en 1983.

El acceso por tren al Machu Picchu quedó también bloqueado debido a las protestas este viernes, por lo que la empresa concesionaria Ferrocarril Trasandino S.A. anunció la suspensión "hasta nuevo aviso" de las operaciones ferroviarias entre Cuzco y Machu Picchu por el "persistente bloqueo de la vía férrea por manifestantes y el daño ocasionado a esta en diferentes puntos".

Ante esta decisión de la concesionaria, las dos empresas que prestan servicio para llegar por tren hasta el pueblo de Aguas Calientes, campamento base para los turistas que visitan las ruinas incas de Machu Picchu, Perú Raíl e Inca Raíl, cesaron las operaciones "hasta nuevo aviso".

Además, este viernes el Ministerio de Transportes y Comunicaciones informó sobre la reapertura del aeropuerto de Cuzco, tras la suspensión de sus operaciones durante el jueves, día en el que se desarrollaron paros en vías y protestas en la ciudad.