El exeurodiputado italiano Pier Antonio Panzeri, considerado cerebro de la presunta trama de sobornos del llamado Qatargate, el escándalo de corrupción que salpicó a principios de diciembre al Parlamento Europeo, está dispuesto a colaborar con la justicia belga y contar todo lo que sabe. Según ha informado la Fiscalía federal, Panzeri ha firmado un “acuerdo de arrepentimiento” por el que se compromete “a hacer declaraciones sustanciales, reveladoras, veraces y completas sobre la implicación de terceros y, en su caso, sobre su propia implicación en los hechos delictivos objeto de la causa”. 

A cambio Panzeri, que fue imputado el pasado 10 de diciembre por participación en organización criminal en calidad de dirigente, blanqueo de capitales y corrupción activa y pasiva y que pertenece desde entonces en la cárcel en prisión preventiva, podría beneficiarse de una pena de cárcel limitada. “En el expediente abierto por la Fiscalía Federal sobre las sospechas de fraude en el Parlamento Europeo y encomendado a un juez de instrucción de Bruselas, se ha producido hoy un hecho importante. Una de las figuras clave del caso, Pier Panzeri, asistido por sus abogados, ha firmado un memorándum con el fiscal federal” relativo a “los sospechosos que se han arrepentido en un caso”, ha anunciado este martes la fiscalía en un comunicado. 

"Informar a los investigadores"

En este memorándum el exeurodiputado socialista se compromete a informar a los investigadores y la justicia belga sobre el “modus operandi” utilizado en este caso, “los acuerdos financieros con otros países implicados”, “las estructuras financieras creadas”, “los actores de las estructuras y los beneficios ofrecidos”, así como “la implicación de personas conocidas y desconocidas en el marco de la investigación, incluida la identidad de las personas que reconoce haber sobornado”. La firma del acuerdo permitirá a Panzeri acceder a una “pena limitada”. Esta pena incluye pena de cárcel, una multa y la confiscación de todos los bienes adquiridos, que en su caso las autoridades estima actualmente “en un millón de euros”.