Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Reino Unido

Keir Starmer abre un nuevo capítulo en el laborismo y devuelve el partido al centro

El líder laborista promete la creación de una empresa estatal de energía el primer año de gobierno

El líder laborista Keir Starmer. EP

El Partido Laborista de Keir Starmer retorna al centroizquierda de la política británica, dispuesto a recuperar el voto las clases medias, necesario para ganar las próximas elecciones. "Este es el momento del laborismo, como en 1945, 1964 y 1997", declaró Starmer evocando los años de las grandes victorias de un partido que lleva 12 años en la oposición. "Se abre un nuevo capítulo del laborismo".

En el discurso a los delgados que asisten a la conferencia anual que se celebra en Liverpool, Starmer citó a Tony Blair, que había quedado proscrito durante el liderazgo de Jeremy Corbyn. Tres años después de la catastrófica derrota de Corbyn en 2019, su ahora sucesor, un antiguo abogado de derechos humanos, mostró la confianza y el convencimiento de quien cree tener posibilidades reales de convertirse en el próximo primer ministro.

Compañía de energía estatal

"No podemos seguir así. Lo ocurrido en los últimos días no tiene precedentes. El Gobierno ha perdido el control de la economía británica", declaró, enumerando cómo la enorme reducción de impuestos anunciada por el Ejecutivo de Liz Truss ha debilitado la libra, aumentado los tipos de interés, la inflación y la deuda. "Y todo eso para bajar los impuestos al 1% de la gente más rica de la sociedad", subrayó. "No lo olvidéis, no lo perdonéis. La única manera de detener esto es con un gobierno laborista".

Starmer prometió la creación de una nueva compañía de energía estatal en el primer año de gobierno, "porque es lo adecuado para el crecimiento, lo adecuado para la independencia de tiranos como Putin y sí, conferenciantes, Great British Energy será de propiedad pública". La propuesta fue recibida con una larga ronda de aplausos.

Lejos de los principios 'corbynistas' que asustaban a los británicos, el laborismo a lo Starmer buscará la creación de riqueza, al tiempo que combatirá los salarios más bajos y la inseguridad en el empleo. También se pone como objetivo aumentar al 70% el número de propietarios de vivienda (actualmente es el 65% en Inglaterra), dando prioridad a quienes traten de comprar su primera casa, ofreciendo hipotecas garantizadas. Precisamente este martes la mayoría de los bancos británicos habían suspendido temporalmente la concesión de nuevas hipotecas debido a la volatilidad del sector, provocada por el plan económico del Gobierno. El fin de la suspensión dependerá de la vuelta a la estabilidad, pero las hipotecas se encarecerán significativamente y, según los especialistas, aumentarán los embargos.

Brexit y Ucrania

Starmer recordó haber votado por la permanencia en la Unión Europea ("igual que la primera ministra", subrayó con ironía refiriéndose a Truss) pero se comprometió a hacer funcionar el Brexit. El laborismo estará al lado de Ucrania "porque nunca permitiremos", dijo "que triunfe el imperialismo". "El apoyo a la OTAN es innegociable", afirmó. Corbyn, ahora apartado del grupo parlamentario, ha sido un defensor de las posiciones del Kremlin.

En el desastroso debut del Gobierno de Truss, con una reducción de impuestos que está poniendo en peligro la libra esterlina, los laboristas ven su oportunidad. La ventaja que les otorga el sondeo de YouGov para el diario The Times es de 17 puntos sobre el Partido Conservador, un respaldo del 45% frente al 28% en intención de voto, a un nivel similar al de la gran victoria de Blair en el 2001.

Compartir el artículo

stats