Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entierro de la era Pinochet

La nueva Constitución chilena arrasa en las librerías ante la sorpresa de defensores y detractores

La suerte de la Carta Magna se pondrá en juego en la consulta popular del 4 de setiembre en medio de una fuerte polarización Si bien las últimas encuestas sugerían un rechazo al texto, su éxito de ventas parece hablar de un nuevo escenario electoral

Concentración a favor de la reforma constitucional en Santiago de Chile. Reuters

Cada domingo, 'El Mercurio', el diario más conservador y a la vez ilustrado de Chile, publica la lista de los libros más vendidos en el país. El rubro "no ficción" ubicó en el primer lugar al proyecto de la nueva Constitución que la editorial LOM sacó al mercado. Semejante interés de los consumidores provocó un verdadero remezón político, teniendo en cuenta que el 4 de septiembre debe decidirse a través de una consulta popular la suerte de una Carta Magna de fuerte corte progresista. LOM suele dedicarse al ensayo y los libros de arte. Su exitosa apuesta por el texto que será sometido a una consulta popular ha sorprendido tanto a los defensores del "Apruebo" la Constitución como los abanderados del "Rechazo". "Ha sido todo un fenómeno sin precedentes. Nunca un libro impreso por nosotros había tenido semejante acogida. En apenas dos semanas, llevamos unos 70.000 ejemplares vendidos, y eso está fuera de lo normal", le dijo al portal El Mostrador el director de la editorial, Paulo Slachevsky.

Semejante voracidad por la lectura es interpretada como un posible cambio en la actitud de un sector de la sociedad frente al plebiscito. Hasta hace pocas semanas, el desinterés sobre lo que debe votarse era manifiesto. Se rechazaba de plano la nueva Carta Magna sin haber siquiera leído acerca de sus contenidos mínimos. Antes de conocerse el ranking de 'El Mercurio'las encuestas se inclinaban claramente hacia el "no" a la nueva Constitución. La consultora Panel Ciudadano le daba 10 puntos de diferencia al rechazo. El sondeo de CADEM trajo, sin embargo, novedades. La opción "Apruebo" se encontraría en el 39%, contra el 47% de los que se inclinan a descartar el texto elaborado a lo largo de un año. Un reciente modelo matemático predictivo elaborado e implementado por Espacio Político ha augurado que se impondría el "sí" al cambio constitucional.

En este contexto de augurios encontrados se produce la avalancha de compradores de los ejemplares de LOM. "Es una señal de que hay mucha gente interesada en conocer la Constitución", señaló Slachevsky, además de anunciar una novena edición del libro. A eso se suman los 900.000 ejemplares de 162 páginas que distribuye gratuitamente la presidencia de Gabriel Boric. La ultraderechista Unión Democrática Independiente (UDI) se quejó de que el Estado utilizara dinero para que los chilenos se informaran de lo que está en juego a través del texto y no en las redes sociales donde proliferan las 'fake news' en escala. El presentador televisivo Cristián Warnken, uno de los más tenaces promotores del "Rechazo" utilizó las mismas páginas de 'El Mercurio' para demonizar la "pedagogía intervencionista" del Gobierno de izquierdas.

Verdades mentirosas

Los obispos acaban de llamar a la población a un "discernimiento informado" y un "voto a conciencia" el próximo 4 de setiembre. Twitter y Facebook son depositarios de informaciones sobre futuras expropiaciones de fincas y casas, la destrucción de los emblemas patrios, un sistema judicial para los pueblos originarios y la disolución de las fuerzas de seguridad, entre otras calamidades, si se impone el "Apruebo". Rodrigo Espinoza, un académico de la Universidad Diego Portales aseguró que Chile está "ante una espiral de noticias falsas que es realmente alarmante". Ha comenzado incluso a circular una Constitución fake para generar mayor confusión y miedo. La exconvencional Giovanna Grandón denunció que vecinos de la periferia de Santiago recibieron folletos con el logo oficial de Asamblea Constituyente pero que en su interior distorsiona todos los artículos.

Boric se juega mucho en esta consulta popular. El presidente ya se ha abierto a la posibilidad de impulsar otra Constituyente si es derrotada la Carta Magna cuya elaboración ha sido fruto del estallido social de fines de 2019. La misma fue redactada con clara mayoría de la izquierda y la centroizquierda. La derecha careció de poder de veto de las propuestas, pero utilizó todo su poder mediático para desacreditar a la Asamblea. Los defensores de la erradicación de la matriz institucional de la última dictadura (1973-90) sostienen que los cambios constitucionales generarán mejores condiciones para enfrentar los problemas de la desigualdad en un país donde el 1% de los chilenos se adueña del 49,6% de la riqueza.

Por lo pronto, el joven mandatario ha obtenido el respaldo a la opción "Apruebo" de Michelle Bachelet. "Décadas de injusticia se pueden dejar en el pasado con una nueva Constitución que pone por escrito lo que todas y todos sabemos: que somos un país con muchas realidades, con identidades diversas, pero unido por una misma dignidad y llamado a ser protegido por una misma solidaridad", dijo ella a través de una carta pública. "Aprobar esta nueva Constitución es el mejor punto de partida para hacer realidad lo que tanto tiempo nos fue negado". El último tramo de la campaña electoral no hará más que reeditar las históricas divisiones sociales, como en el plebiscito de 1988 y los comicios que le dieron la victoria a Boric.

Compartir el artículo

stats