Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Guerra en Ucrania

Pesqueros rusos de capital vigués esquivan el veto de Bruselas: descargarán en Galicia

“Severnaya Zemlya” y “Novaya Zemlya”, de Pesquera Vaqueiro, podrán descargar en Galicia

Maniobra de atraque ayer del “Novaya Zemlya”, en Frigoríficos del Morrazo. / SANTOS ÁLVAREZ

“Después del 16 de abril de 2022 queda prohibido dar acceso a los puertos situados en el territorio de la Unión a cualquier buque registrado bajo pabellón de Rusia”. Es la decisión adoptada por el Consejo Europeo y plasmada en el reglamento 2022/576, con la que Bruselas daba un paso más hacia el cerrojazo del mercado comunitario al capital ruso. Lo hacía después de haber cerrado, el último día de febrero, el acceso al espacio aéreo y tras múltiples decomisos de megayates y mansiones de oligarcas afines a Vladimir Putin.

Pero en la flota gallega había un caso muy particular: dos buques de capital vigués y pabellón ruso –con matrícula de Múrmansk– quedaban en el limbo. Se trata del Severnaya Zemlya y Novaya Zemlya (Tierra del Norte y Tierra Nueva), de Pesquera Vaqueiro, adscritos a la Cooperativa de Armadores de Vigo (ARVI). Una excepción en el reglamento les permitirá seguir operando como hasta ahora, en puertos gallegos.

El segundo, de hecho, atracó este domingo en el muelle de Frigoríficos del Morrazo, en Cangas. El Ministerio de Fomento, que es el responsable de marcar las directrices tanto a Capitanía Marítima como a las autoridades portuarias, remitió instrucciones para validar como excepción la entrada de barcos como los de Vaqueiro. “Los buques incluidos de manera conjunta en el ámbito de aplicación general de los Convenios Solas, Marpol y Líneas de Carga y, por lo tanto, no afecta ni a los buques o embarcaciones de pesca ni a los buques de carga de arqueo bruto (GT) inferior a 500”.

En la propia decisión adoptada por el Ejecutivo comunitario se incluían excepciones, y buques como mercantes cargados con materias primas estratégicas (gas natural, petróleo, cobre, níquel o paladio), de transporte de mercancías sensibles (farmacéuticas, agrícolas, fertilizantes) o con fines humanitarios. Todas las embarcaciones en riesgo por emergencia han tenido siempre vía libre a puertos europeos.

Aunque los nombres en cirílico que porta en el casco puedan despistar, los pesqueros Severnaya Zemlya y Novaya Zemlya son viejos conocidos para la pesca gallega. Construidos hace dos décadas en Armón Vigo y Astilleros Gondán como Playa de Arneles y Arneles, respectivamente, en el año 2007 fueron exportados y rebautizados. Los opera la compañía Zakharov Vaqueiro, con sede en la ciudad portuaria de Múrmansk.

Fue el Gobierno español el que, tras el cierre del espacio aéreo a aviones, instó a Bruselas a tomar la misma decisión con los barcos, decisión que ya había adoptado Downing Street para las aguas británicas. En aquel momento, como recogió FARO DE VIGO, diario que pertenece al mismo grupo que este medio, no aclaró qué iba a pasar con los buques de Pesquera Vaqueiro.

Así fue la llegada del Rey de los superveleros a la ría de Vigo. /R. GROBAS / P. HERNÁNDEZ / J. CONDE

Incautaciones

El de Vigo es uno de los puertos de referencia para escalas de grandes buques de recreoComo el Sailing Yacht A, un yate de ciencia ficción –y 500 millones de dólares– propiedad del magnate de la energía y fertilizantes Andrey Melnichenko. Ahora está retenido en Trieste (Italia). También ha recibido la visita del Luna, de 115 metros de eslora, y que Roman Abramovich vendió por unos 400 millones de dólares.

En suelo español está también el Tango, yate del multimillonario empresario de aluminios Viktor Vekselberg, amigo personal de Vladimir Putin. Este último fue incautado en una operación conjunta de la Guardia Civil con las agencias norteamericanas FBI y HSI (Homeland Security Investigations). Pero han sido muchas las embarcaciones de oligarcas bloqueadas por toda Europa. Reino Unido incautó el Phi, valorado en unos 50 millones de dólares, e hizo lo propio con el Axioma, en este caso en Gibraltar. Crescent –de propietario desconocido–, Valerie (de Sergei Chemezov), Lena (Gennady Timchenko) o Amore Vero (Igor Sechin) también han sido decomisados.

Compartir el artículo

stats