Suscríbete Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis Rusia-Ucrania

Zelenski intenta emular a Churchill y promete resistir a la invasión rusa

EEUU calcula que entre 2.000 y 4.000 soldados rusos han perdido la vida, mientras que la ONU ha podido confirmar el fallecimiento de 474 civiles

Zelenski multiplica sus apariciones públicas en las últimas horas

Zelenski multiplica sus apariciones públicas en las últimas horas. Agencia ATLAS | Foto: EFE

Para ver este vídeo suscríbete a Diario de Mallorca o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Zelenski multiplica sus apariciones públicas en las últimas horas. Marc Marginedas

En estas casi dos semanas que llevamos de guerra en Ucrania, las referencias a la segunda guerra mundial han estado a la orden del día. Se ha comparado a los ucranianos con los ciudadanos soviéticos que se enfrentaron a los invasores nazis, se ha evocado la mortífera decisiva batalla de Stalingrado, que dio un vuelco a la contienda entonces. Este martes, ha sido el presidente Volodímir Zelenski quien, invitado a intervenir a través de videoconferencia en la Cámara de los Comunes del Reino Unido, ha prometido emular la actuación del primer ministro británico Winston Churchill en los años 40 y resistir el empuje de los invasores. Y ello, además, en un día en el que apenas se movieron los diferentes frentes de guerra a lo largo y ancho del país y en el que -eso sí- empezaron a funcionar, por fin, algunos de los corredores humanitarios establecidos para sacar a la población civil atrapadas en las ciudades.

Recibido con una ovación de gala en una cámara abarrotada de diputados, Zelenski ha tomado la palabra y ha comparado la lucha de su país con la del Reino Unido durante la contienda con la Alemania nazi. "No quisisteis perder vuestro país cuando los nazis intentaron arrebatároslo; luchasteis por él, nosotros lucharemos en los bosquesen los camposen las orillas y en las calles", ha prometido, parafraseando una frase pronunciada por el más célebre premier británico de los últimos tiempos durante la contienda mundial. "No nos rendiremos y no perderemos; lucharemos hasta el final por mar y por aire; seguiremos luchando por nuestra tierra, sea cuál sea el coste", ha continuado.

El mandatario ucraniano, vestido con camiseta militar, ha aprovechado la ocasión para demandar más apoyo a su país en la forma de nuevas sanciones y la implementación de una zona de no sobrevuelo por parte de la OTAN en los cielos ucranianos que impida la actuación de la aviación rusa. "Por favor, incrementad la presión de las sanciones contra este país (Rusia), por favor, reconoced a este país como un estado terrorista, por favor, aseguraos que los cielos ucranianos son seguros", ha implorado. En el turno de respuesta, tanto el primer ministro británico, Borís Johnson, como el líder de la oposición, John Steimer, han alabado a la figura del mandatario ucraniano. "Todo el mundo se ha conmovido por la valentía, la resolución y el liderazgo" del máximo dirigente del país eslavo, ha asegurado el laborista.

La guerra, en un impás

La guerra, mientras tanto, pareció haber entrado en un impás, con un escaso movimiento en los diferentes frentes bélicos en torno a la capital, Kiev, la segunda ciudad del país, Járkov, y la costa sur del mar Negro. Tras varios días de resultados infructuososos, por vez primera desde el arranque de la invasión rusa un corredor humanitario lograba cumplir con su función y evacuar a los civiles, en la localidad de Sumy, en el norte del país, muy cerca de la frontera con Rusia. En el momento de la evacuación, el grupo de civiles que salía de la población se topó con una columna blindada rusa a la que cedió el paso para luego reanudar la marcha. De acuerdo con el gobernador, Dmitro Zhybytsky, alrededor de un millar de estudiantes extranjeros han abandonado la ciudad gracias a este método.

El éxito en Sumy, sin embargo, no se reprodujo en el asediado puerto de Mariúpol, donde de nuevo los bombardeos rusos impidieron las operaciones de salida de cientos de miles de civiles atrapados, según ha denunciado en su cuenta de Twitter el portavoz ucraniano de Exteriores, Oleg Nikolenko: "El alto el fuego ha sido violado; la presión sobre Rusia debe incrementarse para obligarle a cumplir con sus compromisos". La situación en el interior de la ciudad es dramática, sin agua, electricidad o internet. Según fuentes ucranianas, varios niños ha muerto de sed.

Casi dos semanas de hostilidades, y sigue siendo difícil realizar balances de muertos y heridos, tanto entre los civiles como en las fuerzas armadas de los bandos en liza. La Oficina de Naciones Unidas para los Derechos Humanos ha podido confirmar el fallecimiento de 474 civiles, una cifra que el Ejecutivo ucraniano eleva a alrededor de dos millares. Según el director de Inteligencia del Pentágono, Scott Berrier, entre 2.000 y 4.000 militares rusos han sido abatidos en las acciones bélicas de las fuerzas ucranianas, una cifra sustancialmente superior al medio millar de fallecidos reconocidos por Moscú. El responsable del espionaje militar estadounidenses ha augurado que las próximas semanas van a ser "muy duras" para el curso de la contienda.

En Rusia constituye un delito la publicación de bajas militares que no han sido confirmadas oficialmente. Además, el Parlamento ruso acaba de aprobar una ley que contempla duras penas de cárcel para quienes difundan informaciones falsas sobre las operaciones del Ejército ruso, lo que motivó una desbandada de medios extranjeros acreditados en Moscú.

Compartir el artículo

stats