El Reino Unido ha decidido no vacunar masivamente a los niños y adolescentes menores de 18 años. Así, la vacuna contra el covid-19 solo se ofrecerá a menores con discapacidades neurológicas, con síndrome de Down, con problemas de inmuno depresión y con problemas graves de aprendizaje, según ha anunciado este lunes el ministro Nadhim Zahawi en el Parlamento británico. Todos estos menores --de la franja comprendida entre los 12 y los 17 años-- recibirán la vacuna de Pfizer. De hecho, el Ejecutivo de Boris Johnson amplía esta vacunación selectiva, ya que ahora en el país, y según el plan de vacunación, los jóvenes de 16 y 17 años solo se pueden vacunar si tienen una salud vulnerable o patologías que les sitúan en alto riesgo de contraer un covid grave. Ahora esta medida también se aplicará a los menores de 12 a 15 años.

La decisión, acordada en el marco del Comité Conjunto para la Vacunación (JCVI en sus siglas en inglés), se ha tomado valorando que comparado con los adultos, los niños tienen mucho menos riesgo de enfermar de gravedad por el covid. 

"Ofreceremos la vacuna a la población más vulnerable y así estaremos todos más seguros", ha dicho Zahawi. Según los datos que esgrime el Gobierno británico, menos de 30 niños que contrajeron el virus hasta marzo murieron. Sí estarán incluidos en el programa de vacunación aquellos jóvenes de 17 años a los que les falten 3 meses para cumplir los 18.

La decisión del Reino Unido contrasta con la tomada en EEUU y Canadá, donde ya se está vacunando a la población de 12 a 17 años, y con la de la Unión Europea, que prevé inmunizar en breve a este grupo de población. En el caso de España, esto ocurrirá este septiembre, coincidiendo con el inicio del curso escolar.