10 de noviembre de 2019
10.11.2019
Revueltas

El anuncio de repetición de elecciones no calma la tensión en Bolivia

El presidente de la Cámara de Diputados anuncia su dimisión y continúa el motín de policías

10.11.2019 | 20:04
Pintadas contra Morales en La Paz.

La Fiscalía General de Bolivia anunció este domingo que serán procesados los miembros del Tribunal Supremo Electoral por "presuntos hechos irregulares", después de que el presidente, Evo Morales, anunciara nuevas elecciones tras un informe de la OEA que instó a otros comicios.

Un comunicado de la Fiscalía advierte de que las irregularidades "muy graves" detectadas por la Organización de Estados Americanos (OEA) pueden conllevar "ilícitos penales y electorales vinculados al cómputo de los resultados oficiales".

La Fiscalía Departamental de La Paz, donde tiene su sede central el tribunal electoral, tiene la instrucción de iniciar "de inmediato" las acciones legales para el procesamiento y "juzgamiento" de los vocales del órgano que hizo el proceso de los comicios del pasado 20 de octubre.

La OEA emitió a primera hora del día un informe que advierte de serias de irregularidades en el cómputo de resultados de los comicios, tras los que el órgano electoral dio vencedor a Morales para un cuarto mandato consecutivo.

El presidente comunicó posteriormente, aunque sin citar el informe del organismo internacional, que habrá nuevas elecciones en aras de "pacificar" el país, inmerso en una grave crisis desde que al día después de la votación comenzaran las sospechas de fraude.

Luis Fernando Camacho, uno de los líderes de la oposición, durante una protesta. REUTERS

El presidente de la Cámara de Diputados de Bolivia, Víctor Borda, diputado por el Movimiento Al Socialismo (MAS) del presidente Evo Morales, ha anunciado este domingo su dimisión y ha suplicado a los violentos que mantienen a su hermano como rehén que lo liberen.

Borda ha comparecido con voz quebrada en la cadena Bolivisión para suplicar la liberación a los manifestantes que mantienen retenido a su hermano en la plaza de Potosí y para anunciar que en 20 o 30 minutos renunciará al acta de diputado y por lo tanto a la presidencia de la Cámara para evitar así acciones en contra de su familia, según recoge Bolivisión.

Al menos tres personas han fallecido y 421 han resultado heridas desde entonces en enfrentamientos entre partidarios y detractores del mandatario, según datos de la Defensoría del Pueblo de Bolivia.

Un portavoz de los policías amotinados ha rechazado este domingo deponer su actitud pese al anuncio del presidente boliviano, Evo Morales, de anulación de las elecciones del 20 de octubre y la convocatoria de nuevos comicios y ha instado a las Fuerzas Armadas a sumarse a la protesta.

"La unión hace la fuerza y hoy Bolivia está más unida que nunca, pedimos a las Fuerzas Armadas que no salgan a enfrentarse con los policías, ni con el pueblo. Todos somos hermanos bolivianos, únanse y está será una histórica lucha porque es por el presente y el fututo de Bolivia", ha apuntado el portavoz, con la cara tapada, desde la sede de la Unidad Táctica de Operaciones Policiales (UTOP) en La Paz.

"Como uniformados juramos defender nuestra bandera, no a un partido político y decir que no es un golpe de Estado. Es el fortalecimiento de una democracia que fue despojada hace mucho tiempo", ha añadido el portavoz, según ha recogido la prensa boliviana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!