16 de octubre de 2019
16.10.2019
Siria

Trump dice que el ataque turco a los kurdos "no es problema de Estados Unidos"

Asegura que el Partido de los Trabajadores del Kurdistán "puede ser peor" que el Estado Islámico

16.10.2019 | 20:36
Trump, durante su rueda de prensa en la Casa Blanca.

El presidente estadounidense, Donald Trump, dijo hoy que el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), la guerrilla kurda activa en Turquía, puede ser una "mayor amenaza terrorista" que el grupo radical Estado Islámico (EI).

"Si Turquía entra en Siria es entre Turquía y Siria. No es nuestro problema", dijo Trump en una rueda de prensa en la Casa Blanca, donde hoy recibió a su homólogo italiano, Sergio Mattarella.

"El PKK es probablemente una mayor amenaza terrorista que el EI", señaló Trump. El PKK se encuentra dentro del listado de organizaciones terroristas de Turquía y EE.UU.

"Los del PKK no son ángeles. El EI respeta el PKK. ¿Sabes por qué? Porque el PKK puede ser más duro", insistió Trump.

Concentración de kurdos en Kiev en contra de la invasión turca. Foto: REUTERS

En sus declaraciones, el mandatario reconoció que la situación en la frontera entre Turquía y Siria es "complicada", aunque aseguró que "es un problema" que EE.UU. tiene "muy bajo control".

Por otro lado, Trump descartó que con la retirada de las tropas estadounidenses de la zona diera "luz verde" al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, para que el Ejército de Turquía iniciara su incursión en el norte de Siria.

"No le di luz verde. Han estado muchos años queriendo hacer eso", señaló.

Asimismo, justificó su estrategia al asegurar que el grupo de soldados estadounidenses que se encontraba en la región "estaba en peligro".

"Ningún soldado estadounidense ha muerto (...) Hemos sido la policía de la región durante muchos años, es hora de traer a nuestros soldados a casa", defendió.

El vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, y el secretario de Estado, Mike Pompeo, tienen previsto llegar a Turquía en las próximas horas para promover un alto el fuego.

EE.UU. se implicó en la guerra en Siria en septiembre de 2014, meses después de que el grupo terrorista EI proclamara un califato en este país y en Irak.

Su participación en el conflicto ha sido en el marco de la coalición internacional contra el EI, que Washington lidera y que ha colaborado con las milicias kurdosirias sobre el terreno para derrotar a los yihadistas.

Turquía lanzó una ofensiva contra esas milicias, que considera terroristas, el pasado 9 de octubre, días después de que EE.UU. anunciara la retirada de sus soldados del territorio sirio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!