18 de agosto de 2019
18.08.2019
Open Arms

El Open Arms descarta ir a España y pide desembarcar en Lampedusa o transferir los migrantes a un barco en mejores condiciones

La ONG responde a la oferta del Gobierno de los puertos baleares de Palma de Mallorca y Mahón

18.08.2019 | 20:37

La incertidumbre rodea la suerte del barco Open Arms, que sigue esperando junto a Lampedusa (Italia) poder desembarcar a 107 migrantes, tras haber rechazado navegar hasta el puerto español de Algeciras (sur) por las condiciones "críticas" que se viven a bordo, y después de que España ofreciera otro puerto más cercano.

El buque humanitario español continuaba la noche del domingo sin levar anclas a pesar de que el Gobierno español le ofreció ese puerto y más tarde que se dirigiera al puerto español más cercano a Lampedusa. El Gobierno de España en funciones había ofrecido al Open Arms que el barco atraque en el puerto de Palma de Mallorca o en el de Mahón, en Menorca, han informado a Efe fuentes del Gobierno de Mallorca.

"Se envió una solicitud urgente para ingresar al puerto de #Lampedusa y desembarcar a las 107 personas a bordo durante 17 días. Sus condiciones psicofísicas son críticas, su seguridad está en riesgo. Si sucede lo peor, Europa y (Matteo) Salvini serán responsables", tuiteó la ONG española, en alusión al ministro de Interior italiano contrario a la admisión de migrantes

En dicho documento, el Open Arms insiste en que no puede navegar hasta España con 107 migrantes a bordo en la situación "explosiva" que reina a bordo y pide desembarcarlas en Lampedusa o, en su defecto, "que sean transferidos a otro barco que pueda hacer la travesía más rápida y en mejores condiciones".

Ese documento fue enviado por el capitán del buque humanitario a todas las autoridades italianas así como al Centro de Coordinación de Salvamento Marítimo español.

El Open Arms considera "inviable" navegar hasta España en el estado actual, por estar demasiado lejos y por la tensión que se vive a bordo después de 17 días con los rescatados hacinados en la cubierta, una situación considerada "explosiva" por la tripulación, que se declaró el sábado "en estado de necesidad".

La Marina Mercante española envió dos comunicaciones al buque en las que se le pregunta qué consideran necesario "para que el viaje se realice en condiciones seguras" y les ofrece el puerto más cercano como alternativa al de Algeciras.

Varios de los rescatados se lanzaron la tarde del domingo al mar para tratar de llegar a nado a Lampedusa, a unos 150 metros desde que el viernes entró en aguas territoriales italianas tras la autorización de un tribunal que tumbó el veto impuesto por el ministro del Interior, el ultraderechista Salvini.

Una muestra de la desesperación que se vive a bordo tras 17 días hacinados en la cubierta del buque.

"Hemos rechazado la oferta de ir a Algeciras porque las personas que llevamos a bordo tienen que ser desembarcadas de forma inmediata. Llevamos 17 días, hay una resolución judicial (italiana) que lo dice y estas personas no pueden seguir a bordo del 'Open Arms', y menos los cinco o seis días de travesía que supondría llegar hasta Algeciras", dijo a EFE una portavoz de la ONG.

También su fundador, Oscar Camps, explicó por qué rechazaban la oferta presentada hoy por el Gobierno del socialista Pedro Sánchez.

"Después de 26 días de misión, 17 de espera con 134 personas a bordo, una resolución judicial a favor y 6 países dispuestos acoger, ¿quiere que naveguemos 950 millas, unos 5 días más, a Algeciras, el puerto más lejano del Mediterráneo, con una situación insostenible a bordo?", ha contestado al Gobierno el director de la organización, Óscar Camps, a través de Twitter.



Camps describió una situación explosiva y desesperada, con " peleas, pánico, crisis de ansiedad", y se preguntó si " hacen falta muertos" para que se resuelva el bloqueo.

Salvini, que se ha mantenido firme en su postura a lo largo de toda la crisis, se escandalizó por el rechazo de la ONG española.

"Increíble e inaceptable, ¿organizan cruceros turísticos y deciden dónde desembarcar? No me rindo, Italia ya no es el campo de refugiados en Europa", escribió una vez más en Twitter, donde se está peleando este pulso minuto a minuto.

Antes, se había mostrado exultante por haber obligado a España a reaccionar.

"España abre sus puertos a los inmigrantes de la ONG Open Arms. ¡Bien! El que la sigue la consigue", escribió el líder ultraderechista en Facebook.

Fuentes del Gobierno español consultadas por Efe apuntaron que la orden de Salvamento Marítimo siempre está supeditada finalmente al criterio del capitán del barco.

El sábado, presionado por el primer ministro, Giuseppe Conte, Salvini autorizó de mala gana el desembarco de los 27 menores no acompañados que estaban en el buque desde que el 1 de agosto fueron rescatados.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!