02 de julio de 2019
02.07.2019
Unión Europea

Los socialdemócratas ven "decepcionante" el acuerdo

Atribuyen a los "gobiernos populistas representados en el Consejo" el descarte de Timmermans como candidato a la Comisión Europea

02.07.2019 | 20:51

El grupo socialdemócrata en el Parlamento Europeo (PE) calificó hoy de "decepcionante" el acuerdo entre los líderes europeos para el reparto de altos cargos de la UE acordado en la cumbre de Bruselas, que no prevé ninguno de los grandes puestos para su cabeza de lista, Frans Timmermans.

En un comunicado, la presidenta del grupo, Iratxe García, atribuyó a los "gobiernos populistas representados en el Consejo" el descarte de Timmermans como candidato a la Comisión Europea, después de que su nombre fuera respaldado por Alemania, Francia, España y Holanda el domingo.

Finalmente, la actual ministra de Defensa alemana, la conservadora Ursula von der Leyen, fue hoy nominada para la presidencia de la Comisión Europea, un cargo que ahora debe validar el Parlamento.

"Esta propuesta es profundamente decepcionante para nosotros. Nuestro grupo se ha mantenido firme en defensa de la democracia europea y el principio de los cabezas de lista, que no queremos que muera", dijo García.

Los países del grupo de Visegrado (Hungría, Polonia, República Checa y Eslovaquia) estuvieron entre los principales detractores de la nominación de Timmermans, al considerar que ha sido demasiado duro en materia de Estado de derecho durante su mandato como vicepresidente primero de la Comisión Europea.

"Es inaceptable que los gobiernos populistas representados en el Consejo descarten al mejor candidato solo porque ha defendido el Estado de derecho y nuestros valores europeos compartidos", lamentó García.

Fuentes del partido dijeron a Efe que el grupo en su conjunto aún no ha debatido la propuesta de Van der Leyen al frente de la Comisión, por lo que no han decidido si votarán a favor o en contra de su candidatura en la próxima sesión plenaria.

En el reparto acordado hoy en Bruselas, los socialdemócratas europeos lograron el cargo de alto representante europeo para la Política Exterior, que recaerá en el español Josep Borrell, y la presidencia del Parlamento Europeo durante dos años y medio (de los cinco que dura la legislatura), para la que aún no han confirmado oficialmente a su candidato.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!