13 de febrero de 2019
13.02.2019
Ataque suicida

Ascienden a 41 los muertos en el atentado contra la Guardia Revolucionaria en Irán

El ataque se ha producido contra un autobús que transportaba a miembros de este organismo

13.02.2019 | 17:20

El balance de víctimas mortales a causa del atentado suicida perpetrado este miércoles contra un autobús que trasladaba a integrantes de la Guardia Revolucionaria en la provincia de Sistán y Balochistán (sureste) ha ascendido a 41.

Según las informaciones recogidas por la agencia iraní de noticias Fars, entre los fallecidos hay un número indeterminado de civiles. Previamente, la Guardia Revolucionaria había indicado que en el autobús iban 40 personas.

El atentado ha sido ejecutado en la carretera que conecta las localidades de Jash y Zahedán y la autoría ha sido reivindicada por el grupo extremista suní Jaish-al-Adl, que opera desde Pakistán, según informa Fars y recoge la agencia Reuters.

El ministro de Exteriores iraní, Mohamad Yavad Zarif, se ha preguntado en un mensaje en la red social Twitter "si es coincidencia que Irán sea golpeado por el terrorismo el mismo día en el que empieza el circo en Varsovia", en referencia a la cumbre sobre Oriente Próximo convocada por Estados Unidos y Polonia.

"Especialmente cuando cohortes de los mismos terroristas aplauden desde las calles de Varsovia y lo apoyan con 'bots' en Twitter. Estados Unidos parece escoger siempre las mismas opciones equivocadas mientras espera resultados diferentes", ha zanjado.

La reunión ministerial para Promover un Futuro de Paz y Seguridad en Oriente Próximo se celebrará entre heste miércoles y el jueves en Varsovia, con un foco especial en Irán y su influencia en la región. Teherán ha cargado duramente contra Polonia y ha rechazado la cumbre y sus resultados.

El atentado ha sido ejecutado dos semanas después de que al menos cuatro personas resultaran heridas en un ataque con explosivos contra una comisaría en Zahedán, un ataque reivindicado también por Jaish-al-Adl.

Este grupo ha incrementado sus ataques en el este de Irán en los últimos meses y las autoridades iraníes han acusado al vecino Pakistán de no hacer lo suficiente para combatirlos. En septiembre, la Guardia Revolucionaria mató en la frontera a cuatro milicianos, entre ellos el 'número dos' de Jaish-al-Adl.

El grupo estuvo además detrás del secuestro en octubre de catorce miembros de las fuerzas de seguridad iraníes cerca de la frontera común. Desde entonces, cinco de ellos han sido liberados y han vuelto a Irán.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!