25 de octubre de 2018
25.10.2018
Tensión militar

Turquía afirma que instalará el sistema ruso de misiles S-400

El Gobierno estadounidense critica que un miembro de la OTAN adquiera un sistema de armamento ruso

25.10.2018 | 11:12
Una foto de archivo de un soldado turco.

El ministro de Defensa turco, Hulusi Akar, confirmó este jueves que Turquía instalará a partir de octubre de 2019 el sistema de misiles antibalísticos S-400 que ha comprado a Rusia, una decisión que ha causado tensión con Estados Unidos.

"La instalación empezará en octubre de 2019. Ahora estamos en la fase de seleccionar el personal", dijo Akar a la agencia de noticias oficial turca Anadolu.

Agregó que el personal seleccionado viajará a Rusia a inicios de 2019 para formarse en el manejo del sistema de misiles.

El S-400 es un sistema de defensa antiaérea de última generación, capaz de derribar objetivos aéreos a una distancia de 250 kilómetros y de misiles balísticos no estratégicos a 60 kilómetros.

El Gobierno estadounidense ha criticado que un miembro de la OTAN adquiera un sistema armamentístico de Rusia, pero el secretario general de la Alianza Atlántica, Jens Stoltenberg, ha reconocido que cada país tiene derecho a tomar estas decisiones.

"Es un desafío, y sabemos que hay un desacuerdo entre Turquía y especialmente Estados Unidos", dijo Stoltenberg en septiembre y añadió que para la OTAN lo más importante es que "los distintos sistemas puedan operar juntos".

Otros expertos han señalado que el uso de armamento ruso en el entorno de un sistema integrado de la OTAN podría permitir a Moscú acceder a datos de la Alianza Atlántica.

Akar negó este extremo este jueves, al señalar que el sistema S-400 "estará totalmente separado y se usará de forma independiente".

"Las preocupaciones de EEUU o la OTAN nos parecen infundadas. Nunca permitiremos que nadie acose los sistemas de la EEUU ni la OTAN, no permitiremos que se les perturbe de ninguna manera", dijo.

La compra de los S-400 motivó en junio pasado al Senado de EEUU a aprobar una moción para frenar la venta de cazas F-35 a Turquía, pero Akar aseguró que esta transacción sigue su curso.

"Cuatro pilotos nuestros se han trasladado a Estados Unidos y han empezado el entrenamiento. Además, hay allí unos 50 suboficiales en cursos de formación de larga duración para el mantenimiento (de los aparatos)", aseguró el ministro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

¡Síguenos en las redes!