12 de junio de 2018
12.06.2018
Cumbre Trump-Kim

Washington y Pyongyang: 70 años de tensiones

La división de la península tras la II Guerra Mundial dio paso a más de medio siglo de distanciamiento

12.06.2018 | 04:45
Estados Unidos y Corea del Norte, cuyos líderes Donald Trump y Kim Jong-un se citaron este martes en una cumbre histórica en Singapur, han vivido fuertes tensiones desde la Guerra de Corea, con cortos períodos de acercamiento.

División de Corea


En 1945, la ocupación japonesa de la península coreana culmina con la derrota de Japón sobre el fin de la Segunda Guerra Mundial. Corea se dividió por el paralelo 38 entre el Norte, bajo el liderazgo de Kim Il Sung apoyado por la Unión Soviética, y el Sur, con el respaldo de Estados Unidos.

En junio de 1950, el Norte invade -con el apoyo de China y de la URSS- el Sur. Estados Unidos conforma una coalición para defender a Seúl. En julio de 1953, se firma un armisticio, que nunca devino en acuerdo de paz, y Estados Unidos impuso sanciones a Corea del Norte.

"Buque espía"


En enero de 1968, el "buque espía" estadounidense USS Pueblo fue capturado por Corea del Norte, alegando violación de sus aguas territoriales, lo que Washington negó. Sus 83 tripulantes fueron liberados tras 11 meses de detención.

En 1969, Corea del Norte derribó un avión de reconocimiento estadounidense.

Contactos


En junio 1994, el expresidente estadounidense Jimmy Carter viaja a Corea del Norte.

En octubre de ese año, tres meses después de la muerte de Kim Il Sung y de la llegada de su hijo Kim Jong Il al poder, Pyongyang y Washington firman un acuerdo, en el que Corea del Norte se compromete a desmantelar su programa nuclear a cambio de la construcción de reactores civiles.

En 1999, un año después del primer ensayo de misil de largo alcance, Kim Jong Il decreta una moratoria de las pruebas balísticas. Washington alivia las sanciones.

En octubre de 2000, la entonces secretaria de Estado, Madelein Albright, se reúne con Kim Jong Il en Pyongyang.

El "Eje del mal"

En enero de 2002, el presidente estadounidense George W. Bush incluye a Corea del Norte en el "eje del mal" junto con Irak e Irán. En octubre siguiente, acusa a Pyongyang de violar el acuerdo de 1994 con un programa secreto de uranio altamente enriquecido.

En agosto de 2004 Corea del Norte afirma que le es "imposible" participar en nuevas negociaciones con Estados Unidos sobre su programa nuclear, y califica a Bush de ser un "tirano" peor que Hitler y un "imbécil político".

En 2006, Pyongyang realiza su primera prueba nuclear.

Lista negra


En octubre de 2008, Washington retira a Corea del Norte de la lista de países que apoyan el terrorismo -en la que figuraba desde 1988 debido a su presunta implicación en la destrucción en 1987 de un avión surcoreano con saldo de 115 muertos- a cambio de dar acceso a inspectores internacionales a "todas las instalaciones nucleares" del régimen comunista, algo que luego Pyongyang deniega.

Estadounidenses detenidos


Muchos estadounidenses han sido apresados por Corea del Norte antes de recuperar su libertad. Tres de ellos están aún detenidos en Corea del Norte.

En enero de 2016, el estudiante Otto Warmbier fue arrestado y condenado a 15 años de trabajos forzados por el robo de un afiche de propaganda. Warmbier murió en junio de 2017, una semana después de su repatriación a Estados Unidos en estado de coma.

Espiral de tensión


El 2 de enero de 2017, Trump afirmó que Corea del Norte jamás podrá desarrollar un "arma nuclear capaz de alcanzar territorio estadounidense".

En julio, Pyongyang realiza dos pruebas de misiles intercontinentales: "Todo el territorio estadounidense está a nuestro alcance", declaró Kim Jong Un, hijo menor de Kim Jong-il, que asumió el poder tras la muerte de su padre en diciembre de 2011.

El 8 de agosto Trump promete "fuego e ira" contra Corea del Norte, tres semanas antes de que Pyongyang lance un nuevo misil que sobrevuela Japón.

El 3 de septiembre, los norcoreanos realizan su sexto ensayo nuclear y afirman haber probado una bomba H.

El 23, bombarderos estadounidenses vuelan cerca de las costas norcoreanas, luego de que Trump amenazara ante la ONU con "destruir totalmente" a Corea del Norte y calificar a Kim de ser "pequeño hombre cohete" embarcado en una "misión suicida", en respuesta a la eventualidad anunciada por Pyongyang de realizar un ensayo nuclear en el Pacífico.

El régimen norcoreano responde de inmediato con la amenaza de abatir aviones estadounidenses y acusa a Trump de haber "declarado la guerra".

El 26, Washington anuncia nuevas sanciones contra Corea del Norte.

Invitación histórica


En febrero de este año, los Juegos Olímpicos de Invierno de Pyeongchang, en Corea del Sur, marcan un acercamiento entre las dos Coreas, y representantes de ambos países se reúnen en Pyongyang.

El 8 de marzo Seúl anuncia que Kim Jong-un invita al presidente Trump a una reunión. Trump la acepta pero asegura que el régimen de sanciones sigue en pie.

El 27 de abril una cumbre excepcional entre Kim Jong Un y el presidente surcoreano Moon Jae-in se celebra en la Zona Desmilitarizada.

Pero el 24 de mayo Trump anula por sorpresa la cumbre prevista el 12 de junio en Singapur, el mismo día en que Pyongyang declara haber desmantelado "completamente" su planta de ensayos nucleares.

Finalmente el 2 de junio el presidente estadounidense confirma la celebración del encuentro con Kim tras haber recibido en la Casa Blanca a su brazo derecho, el general Kim Yong Chol.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!