La cifra de muertos por el naufragio del crucero 'Eastern Star' en el río Yangtsé en la madrugada del pasado lunes ha aumentado a 431 personas, informó la agencia oficial Xinhua.

La mayor parte de los cuerpos de los fallecidos en la tragedia del "Estrella Oriental", casi tres centenares, fue encontrada este sábado, cuando los equipos de rescate pudieron acceder al interior de la nave, reflotada el viernes.

A última hora del sábado, los equipos de rescate recuperaron una decena de cuerpos sin vida y durante la mañana de hoy se informó del hallazgo de otros 25, con lo que el número de desaparecidos se reduce a 11, a los que las autoridades no esperan encontrar con vida.

Sólo 14 de las 456 personas que navegaban a bordo de la embarcación lograron sobrevivir a su hundimiento.

El Ministerio de Transportes chino ordenó este sábado ampliar la zona de rastreo a 1.300 kilómetros del curso del Yangtsé, el río más largo del país, y pidió a los barcos que se encuentran entre Jianli, la ciudad donde ocurrió el naufragio, y el estuario Wusong en Shanghái que se incorporen a la búsqueda.

Así, se espera que 254 barcos y unas 2.500 personas se sumen a los 5.100 efectivos del Ejército y la policía y 149 buques que ya participan en el rescate, según la agencia oficial Xinhua.

El barco accidentado realizaba un crucero de trece días por el Yangtsé desde Nankín, capital de la provincia oriental de Jiangsu, hasta la urbe suroccidental de Chongqing, una popular ruta de viaje en China.

Este naufragio se ha convertido ya en el mayor accidente de navegación de China en décadas. Para recordar una tragedia con una cifra superior de fallecidos hay que remontarse a 1948, cuando la explosión de un barco de vapor en el río Huangpu, en el sureste del país, dejó más de un millar de muertos.