Seis militares ucranianos han muerto y ocho han resultado heridos en combates con los insurgentes prorrusos registrados este martes en las cercanías de la ciudad de Kramatorsk, en la región ucraniana de Donetsk, informó el Ministerio de Defensa de Ucrania.

Según el Ministerio, una columna de las Fuerzas Armadas de Ucrania fue atacada por insurgentes armados cerca de Kramatorsk.

"Como resultado de un largo combate, murieron seis militares de Ucrania. Ocho más resultaron heridos de distinta consideración y uno está grave", dijo la fuente en un comunicado.

Anteriormente, medios rusos informaron de que cerca de la ciudad tenía lugar una ofensiva de las fuerzas ucranianas con blindados.

Según un portavoz insurgente citado por la agencia rusa Itar-Tass, los combates comenzaron cuando una columna de vehículos blindados ucranianos circulaba por una carretera junto a la aldea de Oktiabrskoye, a unos 15 kilómetros de Kramatorsk.

"Las fuerzas de la autodefensa les cortaron el paso, destruyeron dos blindados, un tanque y un vehículo con pertrechos militares. El segundo vehículo se incendió y durante media hora estuvieron estallando cartuchos y proyectiles que iban almacenados en él", dijo el representante de los insurgentes.

La fuente agregó que durante los combates la población local se refugió en los sótanos de sus casas y, como resultado de los enfrentamientos, la localidad se quedó sin electricidad.

Después, el pueblo quedó rodeado completamente por las fuerzas ucranianas, que realizan registros en su interior en busca de sublevados, añadió el portavoz.

La región de Donetsk proclamó este lunes su independencia, junto a la vecina de Lugansk, tras un referéndum en el que la mayoría prorrusa votó por separarse de Ucrania, cuyas autoridades no reconocen el resultado de la consulta.