El presidente ruso, Vladímir Putin, pidió hoy a la comunidad internacional respeto al restablecimiento de la "justicia histórica" en Crimea, península recientemente anexionada por Rusia tras 60 años como parte de territorio ucraniano.

"Nosotros respetamos a todos los países y pueblos, respetamos sus derechos e intereses legales, pero pedimos que traten de la misma forma nuestros intereses legales: incluido el restablecimiento de la justicia histórica y el derecho a la autodeterminación", dijo Putin durante su primera visita a Crimea.

Al aludir a la "justicia histórica", Putin se refería al argumento utilizado por Moscú para justificar la anexión, ya que los rusos de Crimea siempre consideraron injusta la cesión de la península a Ucrania por parte del dirigente soviético Nikita Jruschov en 1954.

En cuanto al derecho a la autodeterminación, más del 96 por ciento de los crimeos votó a favor de ingresar en la Federación Rusa en el referéndum celebrado el pasado 16 de marzo.

Putin agradeció a los habitantes de Crimea y, en particular a los de Sebastopol, que conservaran generación tras generación su amor por Rusia.

"Y ahora la madre patria os ha abierto sus brazos de par en par y os ha aceptado en su casa como si fuerais sus propios hijos e hijas", dijo.

Además, recordó que "aún queda mucho trabajo por hacer", ya que hay que restablecer la economía y elevar el nivel de vida de la población.

"Rusia" y "Spasibo" (Gracias) fueron algunos de los lemas que gritaron los asistentes al concierto en el que Putin pronunció esas palabras.

Una mujer anciana se le acercó a Putin y le dio un abrazo después de que este depositara un ramo de flores en el monumento a los héroes de la defensa de Sebastopol, que fue liberada de las tropas hitlerianas hace 70 años.

"Esperamos 23 años", dijo la anciana en referencia a la desintegración de la Unión Soviética en 1991, a lo que Putin respondió: "Sed fuertes. No tenéis nada que temer. Toda Rusia está con vosotros".

Con ocasión del Día de la Victoria sobre la Alemania nazi, Putin presidió hoy un desfile militar en el puerto de Sebastopol, base de la Flota rusa del mar Negro, acto al que asistieron decenas de miles de personas.

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, tachó hoy de "inapropiada" la visita de Putin a la península antaño ucraniana, ya que la Alianza considera "ilegal e ilegítima la anexión rusa de Crimea".