14 de diciembre de 2013
14.12.2013
Disturbios en Argentina

Cristina Fernández culpa a la policía de los saqueos

La presidenta argentina los acusa de "organizar la delincuencia para robar a gente y comercios"

14.12.2013 | 19:20
La presidenta argentina, Cristina Fernández
La presidenta argentina, Cristina Fernández, vinculó a policías con los violentos saqueos que sacudieron el país los últimos días, y los acusó de "organizar la delincuencia para robar a gente y comercios, instalando miedo y terror".

"¿Con qué fin?. Me parece que los hechos se explican solos, y los personajes políticos que aparecieron también", escribió Fernández en su cuenta en la red social Twitter, que sólo había utilizado una vez desde que fue intervenida quirúrgicamente el 8 de octubre.

En aquella ocasión la presidenta subió a la red un vídeo, grabado por su hija menor, Florencia, en el que saludaba a los argentinos después de 40 días de estricto reposo.

En los mensajes de hoy de Fernández, quien viajó por primera vez desde su operación a Santa Cruz, al sur del país, para pasar el fin de semana en familia, se refiere al hallazgo de electrodomésticos saqueados en la casa de un policía en la provincia de Entre Ríos.

"Encontraron varios lavarropas automáticos, una hidrolavadora, una aspiradora, un motor eléctrico y varias herramientas, posiblemente sustraídas de locales comerciales", señala la mandataria.

También resume la reunión que mantuvo el jueves en su residencia oficial de Olivos con una comitiva de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) y la Federación de Iglesias Evangélicas, en la que trataron sobre los graves sucesos de estos días.

Fernández destaca que el presidente de la CEA, José María Arancedo, dijo que "la policía no puede dejar huérfana a la ciudadanía".

"Me permito agregar: tampoco puede organizar la delincuencia para robar a gente y comercios, instalando miedo y terror. ¿Con qué fin? Me parece que los hechos se explican solos, y los personajes políticos que aparecieron también", subraya la mandataria.

Las protestas policiales comenzaron el 3 de diciembre en la ciudad de Córdoba, donde decenas de personas aprovecharon la ausencia de policías en las calles para saquear comercios, y en los días posteriores se replicaron en otras provincias, con hechos violentos que causaron once muertos.

En las únicas tres donde aún persistían las reclamaciones salariales, Salta (noroeste), La Pampa (centro) y Mendoza (oeste), el conflicto concluyó hoy después de que los policías aceptaran las alzas dictaminadas por los gobiernos locales.

Los aumentos salariales conseguidos por los policías provinciales llegan en algunos casos al 50 por ciento.

El Gobierno argentino resolvió recompensar económicamente a las fuerzas de seguridad federales, en reconocimiento a su labor para restablecer el orden tras los violentos saqueos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine