La Unión Europea "va en la dirección" de reconocer a la nueva alianza opositora siria como representante del pueblo sirio, aunque los ministros de Exteriores tomarán una decisión el lunes en Bruselas, señaló el secretario de Estado español de Asuntos Exteriores, Gonzalo de Benito.

"Se trata de una decisión de 27 países, pero la tendencia es ir hacia un reconocimiento" de la Coalición Nacional para las Fuerzas de la Revolución y la Oposición Siria (CNFROS), explicó De Benito.

Para el diplomático español, "estamos en una fase nueva y superior de la unificación de la oposición, que es lo que se venía pidiendo", y, por lo tanto, "ya hay un interlocutor que parece el definitivo para buscar la alternativa al régimen".

De Benito ha viajado a El Cairo para participar en una reunión ministerial entre la UE y la Liga Árabe, que instó a los europeos a reconocer oficialmente a la CNFROS, algo que finalmente no se produjo en el comunicado final difundido el martes.

Sin embargo, pocas horas antes, el presidente francés, François Hollande, dio el primer paso europeo al declarar públicamente a la CNFROS como único representante del pueblo sirio.

La nueva coalición -con una importante presencia del Consejo Nacional Sirio (CNS) y que eligió al clérigo Ahmed Muaz al Jatib como presidente- se formó el pasado domingo en Doha con la aspiración de formar un gobierno transitorio y acabar con la división, pese a lo cual quedaron fuera relevantes facciones opositoras.

El secretario de Estado aseguró que en las diplomacias europeas y árabes se respira un clima de "resignación" sobre la guerra civil siria, debido al veto de Rusia y China en el Consejo de Seguridad de la ONU a adoptar acciones más contundentes contra Damasco.

Hasta un 80 % del debate entre europeos y árabes estuvo dominado por la cuestión siria, que contó con la intervención "muy expresiva" del mediador internacional, Lajdar Brahimi.

"Ha expuesto una situación que solo presenta dos salidas: o una solución política, que es la que buscamos todos, o un estado fallido", dijo De Benito, y agregó que no parece que haya ninguna otra posibilidad, "lo que da una idea de la gravedad de la situación".

Evacuadas tres aldeas turcas

Las autoridades turcas han evacuado a unas mil personas de tres aldeas fronterizas con Siria ante el temor de que los intensos combates que tienen lugar del lado sirio puedan causar daños personales.

Varios vehículos militares recorrieron el pueblo de Mürsitpinar, en la provincia de Sanliurfa, exhortando a sus vecinos a abandonar la localidad, según informó la emisora CNNTürk.

Patrullas de la Gendarmería evacuaron también las aldeas de Kendircik y Gülebale.