El presunto autor de la matanza de un cine en Colorado en la que fallecieron 12 personas el pasado julio, James Holmes, ha sido hospitalizado tras golpearse varias veces contra la pared de su celda, por lo que sus abogados solicitaron hoy el aplazamiento de la audiencia previa prevista para mañana jueves.

James Holmes, de 24 años, ha intentado suicidarse en varias ocasiones durante las últimas semanas, según apuntan los medios norteamericanos.

Holmes es el presunto autor de la matanza en un cine de Colorado (EE.UU.) que dejó 12 muertos y 58 heridos, está acusado de homicidio en primer grado e intento de homicidio y de posesión de artefactos explosivos.

El joven estudiante de neurociencia abrió fuego contra los espectadores asistentes a un cine en Aurora, en las afueras de Denver (Colorado), que asistían al estreno de "The Dark Knight Rises", la última entrega de la trilogía sobre Batman.

Holmes permanece alojado en confinamiento solitario en la cárcel del condado Arapahoe y está representado por dos defensores públicos, Tamara A. Brady (quien se sentó junto a Holmes en la primera audiencia judicial) y Daniel King.

Los cargos implican que Holmes podría afrontar la pena de muerte, aunque los fiscales todavía no se han pronunciado al respecto y señalaron, antes del inicio de la audiencia, que solicitarán la pena capital si consideran que se puede demostrar que la matanza fue premeditada.

El que Holmes adquiriese numerosas armas de fuego y municiones en los meses previos al ataque parecen demostrar que actuó con premeditación.

No obstante, el descubrimiento de un supuesto cuaderno que el sospechoso habría enviado a la psiquiatra que lo trataba favorecería la teoría de los problemas de salud mental del acusado, lo que podría evitarle la pena capital.