La "reorientación de Europa" es prioritaria para el presidente francés, François Hollande, quien dijo en una comparecencia pública que además pretende hacer reducir la deuda de su país y hacer que este recupere su competitividad.

El jefe del Estado aseguró además, en una esperada conferencia de prensa, la primera en sus seis meses en el cargo: "Vivimos más que una crisis, (es) un cambio del mundo".

"Mi misión es recuperar el crecimiento y reducir el paro", añadió el presidente, que abrió su comparecencia ante la prensa con una declaración, para someterse después a las preguntas de casi cuatrocientos periodistas.

El jefe del Estado pidió a los franceses que se le juzgue por los resultados que obtenga al final de su mandato en esos dos ámbitos.

Hollande subrayó que, desde su investidura el pasado 15 de mayo, tras vencer a su predecesor, el conservador Nicolas Sarkozy, "se han cumplido muchos compromisos" de los que asumió durante la campaña electoral, y mencionó especialmente los relacionados con "el restablecimiento de las cuentas públicas".