El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, declaró hoy "zona catastrófica" las áreas de Rhode Island afectadas por los fuertes vientos y las inundaciones que ocasionó esta semana el huracán "Sandy", informó la Casa Blanca.

Esta medida pone a disposición de los gobiernos y comunidades locales los fondos, equipos y personal del Gobierno Federal necesarios para ayudar en las tareas de rescate y limpieza de los daños causados por el temporal.

La Agencia Federal de Gestión de Emergencias (FEMA) indicó que continúa con los estudios preliminares sobre los daños en distintas áreas y condados, por lo que se podría designar ayuda adicional.

El presidente, que se encuentra en la recta final de la campaña electoral para las elecciones del próximo martes, se reunió hoy con los responsables de FEMA para recibir la última actualización sobre las tareas de recuperación.

"Sandy", que tocó tierra el lunes en el sur de Atlantic City (Nueva Jersey) con vientos sostenidos de 137 kilómetros por hora, ha causado más de un centenar de muertos y numerosos daños en la costa Este de EEUU, en particular en los estados de Nueva York, Nuevo Jersey y Connecticut.