Al menos una persona ha muerto este viernes después de que un turista estadounidense abriera fuego, por causas desconocidas, contra un hotel en la localidad turística israelí de Eilat, a orillas del Mar Rojo, según ha informado la Policía.

La Policía ha rodeado el hotel y ha llamado a "un amplio número de unidades a fin de hacer frente a la situación", declaró el portavoz de la Policía israelí, Micky Rosenfeld.

Según la emisora Radio Israel, el hombre arrebató el arma a un guardia de seguridad, disparó a un empleado del hotel y escapó del lugar para atrincherarse en su habitación.