El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, prosigue su recuperación de forma satisfactoria después de que los médicos le retiraran hoy las vías intravenosas al considerar que ya puede ingerir alimentos y medicación, según el último parte médico del hospital donde fue intervenido de cáncer de próstata.

"Tenemos un postoperatorio adecuado", dijo el cirujano Felipe Gómez, quien dirigió la operación a la que Santos fue sometido el miércoles en el hospital universitario de la Fundación Santa Fe de Bogotá.

El también urólogo hizo público el cuarto informe médico y explicó a los periodistas congregados en la clínica que los signos vitales del paciente son "estables", al igual que la víspera.

Detalló que a Santos se le retiraron hoy las vías intravenosas, con las que se le proporcionaba medicación y alimentos, lo que significa que el presidente colombiano ya tolera la vía oral y además se mueve por sus propios medios.

El gobernante se asomó el jueves por una ventana de la habitación del hospital donde está ingresado y saludó a los periodistas congregados.

"Estamos considerando que su postoperatorio ha sido desde todo punto de vista satisfactorio hasta el momento", insistió el doctor Gómez.

Se prevé que Santos sea dado de alta pronto, un aspecto que no reveló el médico, quien a inicios de la semana adelantó que de darse un postoperatorio adecuado estaría ingresado en la clínica tan sólo dos o tres días.