23 de marzo de 2011
23.03.2011

Afganistán asumirá en julio el mando militar en siete regiones

La ONU amplía un año más el mandato a Unama para que ayude en el traspaso de responsabilidades

23.03.2011 | 07:30
Transición en territorio afgano.
El presidente de Afganistán, Hamid Karzai, anunció ayer que las fuerzas de seguridad afganas asumirán a partir de julio en siete regiones del país el mando militar de las tropas internacionales.
Las siete regiones son la provincia de la capital, Kabul, Lashkarga, la capital de la convulsa provincia sureña de Helmand, la capital de la provincia occidental de Herat, la ciudad de Metharlam, en la provincia de Laghman, la ciudad de Masar-i-Sharif, en la norteña provincia de Kunduz, y las provincias centrales de Bamian y Panyir.
Karzai dijo en un discurso pronunciado en la Academia Militar en Kabul que las fuerzas afganas comenzarán a asumir el control de la seguridad en la provincia de Kabul, excluyendo el convulso distrito de Surobi, y en las provincias -relativamente tranquilas- de Bamian y Panyir.
El presidente subrayó que se trata de un "proceso irreversible" y que "los afganos deben asumir la responsabilidad de defender el país, sus valores y su suelo con todos los medios posibles".
A finales de 2010, la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) había decidido completar a más tardar en 2014 el gradual traspaso a las fuerzas afganas de la responsabilidad por la situación de seguridad en el país.
Actualmente se encuentran destacados en Afganistán más de 140.000 soldados extranjeros. Estados Unidos, que encabeza el despliegue militar con un contingente de casi 100.000 soldados, planea reducir su presencia militar en el país a partir de julio.
El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, saludó el anuncio de Karzai: "Es una nueva estación en el camino de Afganistán, pero no el objetivo final".
Además, el Consejo de Seguridad de la ONU amplió ayer por un año más el mandato de la misión del organismo en Afganistán (Unama) para que asista al Gobierno de Kabul en el proceso de recuperación de la soberanía en materia de seguridad y desarrollo.
Los talibanes afganos aseguraron que el traspaso militar es un "proceso simbólico" y que no supondrá el fin de la invasión extranjera en el país.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!