La cristiana Asia Bibi, condenada por insultos al profeta Mahoma, ha firmado este sábado una carta de clemencia para evitar su ejecución, según ha confirmado el gobernador de la provincia de Punjab, Salman Taseer.

El propio Taseer ha explicado que trasladará la petición personalmente al presidente paquistaní, Asif Ali Zardari. "Quiero dejar muy claro que estamos aquí para proteger a las minorías. No queremos que sean víctimas de esta clase de leyes", afirmó Taseer en declaraciones a la CNN. Taseer visitó a Bibi en prisión, donde está desde hace casi 15 meses, para que ésta firmara la carta de clemencia.

Taseer y la propia Bibi dieron una breve rueda de prensa desde la prisión en la que la cristiana negó el delito por el que está presa y que calificó de mentiras preparadas por un grupo de compañeras que le tenían aprensión. "Teníamos nuestras diferencias y esta ha sido su forma de vengarse", dijo Bibi.

"La acusación contra mí es infundada. Nunca he dicho nada despectivo del profeta Mahoma", apostilló. De hecho, dijo, "Mahoma es el último profeta y creemos en él".

Un tribunal ha declarado culpable a Bibi por quebrantar la polémica ley de blasfemia por insultar al profeta Mahoma durante una discusión con compañeros musulmanes mientras trabajaban en el campo porque éstos se negaron a beber de un balde que ella había tocado.

El PSOE pide anular la condena

Por su parte, el PSOE se ha sumado este sábado a la "movilización internacional" y a los esfuerzos de gran parte de la sociedad civil de Pakistán y ha pedido la anulación de la condena a muerte por blasfemia.

"Desde nuestro compromiso con los derechos humanos y con las personas más vulnerables los socialistas rechazamos el odio interreligioso, el sectarismo y el integrismo del que además las mujeres son víctimas con especial ensañamiento", ha señalado en una nota.

Asimismo, el PSOE ha reclamado a las autoridades paquistaníes que garanticen la integridad y seguridad de Bibi además de un "proceso justo que incluya el recurso a tribunales de superior rango, que permita revisar una condena injusta, basada en una ley excesiva y desproporcionada en las penas".