La líder del movimiento democrático birmano, Aung San Suu Kyi, se ha estrenado en internet después de haber vivido pegada a una radio durante su prolongado arresto y ya piensa en crear una "red social" para impulsar la democracia en Birmania (Myanmar), informó ayer la disidencia.

Su primer buceo en la Red, el miércoles, le permitió comunicarse con varias personas en el extranjero. La opositora propuso utilizar internet para organizar una conferencia con los distintos partidos políticos y las minorías étnicas, a fin de iniciar un proceso de democratización y reconciliación nacional sin tener que pedir autorización a las autoridades para la reunión y el desplazamiento de los participantes. Internet y las múltiples aplicaciones de los modernos teléfonos móviles han supuesto un descubrimiento para Suu Kyi, quien durante los últimos siete años y medio de arresto domiciliario siguió la situación internacional y nacional por la radio que le permitieron conservar en su casa de Rangún.