La Fiscalía costarricense ordenó ayer la detención del ex comandante sandinista Edén Pastora, conocido como el ´Comandante Cero´, con el fin de interrogarle por el supuesto daño ambiental provocado por el dragado que dirige en el fronterizo río San Juan y que ha generado un litigio con Nicaragua.

Una portavoz del Ministerio Público costarricense confirmó que Pastora está imputado por dos delitos, uno de infracción a la Ley Forestal y otro de usurpación a bienes de dominio público, y sería detenido en el supuesto de que entrara en Costa Rica. Según este país, militares nicaragüenses invadieron su territorio en una porción de la isla Calero, en Pococí, para unas obras de dragado, y se mantienen allí.