El ex presidente Fidel Castro continúa siendo el primer secretario del gobernante Partido Comunista de Cuba (PCC), cargo que no ha dejado de desempeñar a pesar de haber delegado el poder en 2006 a su hermano Raúl por problemas de salud, confirmaron este jueves a Europa Press fuentes oficiales.

Castro se reunió este miércoles con estudiantes universitarios, pero aclaró que su presencia en este encuentro no era en calidad de primer secretario del PCC, lo que ha sido interpretado por algunos medios internacionales como la dimisión a la máxima representación del partido que gobierna en la isla desde hace más de 50 años.

"Yo me enfermé e hice lo que debía hacer: delegué mis atribuciones. No puedo hacer algo que no estoy en condiciones de dedicarle todo el tiempo. Si yo mismo no sabía si iba a salir de aquello", confesó el líder comunista en declaraciones citadas por la prensa cubana.

Las fuentes oficiales consultadas explicaron que en estas declaraciones Castro se refiere a las decisiones que tuvo que tomar en 2006 cuando delegó el cargo de presidente a su hermano Raúl y en 2008, cuando anunció que no aspiraría a la reelección como presidente del Consejo de Estado y comandante en Jefe, después de 49 años en el poder.

En el encuentro con los jóvenes, trasmitido por la televisión de la isla, el ex mandatario habló del Proyecto de Lineamientos de la Política Económica y Social que será analizado en abril del próximo año por el PCC en su VI Congreso, sin que haya precisado si asistirá a este importante evento en el que se definirán las nuevas medidas que regirán en Cuba en los próximos años.

Raúl Castro, no obstante, ha asegurado que "las ideas" de su hermano Fidel "están presentes en cada uno de los lineamientos propuestos" en el proyecto que fue analizado este fin de semana por más de 500 dirigentes socialistas.