La farmacéutica helvética Roche suprimirá unos 4.800 puestos de trabajo en el mundo en los próximos dos años, lo que representa un 6 por ciento de sus efectivos totales, en una operación con la que piensa ahorrar 2.400 millones de francos (1.784 millones de euros) a partir de 2012.

En la llamada "Operación Excelencia" se efectuará el traslado a distintas sedes de la empresa de otros 800 puestos, y 700 más serán externalizados, según informó hoy la compañía en un comunicado.

La división Pharma será la primera en ser reestructurada, tal y como el grupo había avisado en septiembre.

Del total de 6.300 que sufrirán modificaciones, 770 afectarán a Suiza, 3.550 a Estados Unidos, 1.300 a Europa, y los restantes a diversos países.

La "Operación Excelencia" costará unos 2.700 millones de francos (2.008 millones de euros) entre 2011 y 2012.