La Policía de Filipinas encontró hoy una bolsa con al menos una granada de mano en los aledaños de la Embajada de Estados Unidos en el centro de Manila, informaron fuentes oficiales.

La Policía investiga el origen del paquete, cuya presencia fue detectada por empleados de la misión diplomática estadounidense a las 11.25 hora local (03.25 GMT).

El hallazgo se produce dos semanas después de que EEUU, junto a Canadá, Reino Unido, Francia, Australia y Nueva Zelanda, alertara a sus ciudadanos del riesgo de viajar al archipiélago por el peligro inminente de que se produzca un atentado terrorista.

Filipinas, que ha luchado durante décadas con las guerrillas comunista y musulmana, ha sufrido en los últimos años ataques en lugares públicos y secuestros de extranjeros, sobre todo en la convulsa isla de Mindanao, donde también opera Abu Sayyaf, vinculado a Al Qaeda.